Luxor

La ciudad de Luxor se levanta sobre las ruinas de la antigua Tebas, capital del Alto Egipto, y cuenta con uno de los patrimonios arqueológicos más impresionantes del mundo. Cualquier circuito turístico por el país tiene aquí una parada obligatoria porque los lugares de interés son de primer orden.

Aunque Luxor vive por y para el turismo y cuenta con numerosos hoteles, los turistas suelen alojarse en los barcos atracados en el Nilo porque aquí acostumbran a comenzar o terminar la mayoría de cruceros por el río.

Estos son algunos de los lugares imprescindibles que se pueden visitar en Luxor:

Templo de Luxor: Con más de 3.500 años de antigüedad, es un extenso recinto religioso situado junto a las aguas del Nilo, en pleno centro de Luxor. El templo se construyó entre los años 1.500 y 1.200 ac, durante el Impero Nuevo de Egipto, aunque fue ampliado en épocas posteriores. Está dedicado al dios Amón y, entre sus muchos elementos notables, destacan las dos grandes estatuas de Ramsés II sentado y el obelisco gemelo al que se levanta en la Plaza de la Concordia de París, sacado de Egipto en el siglo XIX.

Templo de Karnak: Situado tres kilómetros río arriba desde el templo de Luxor, también cerca de las aguas del Nilo y dentro del núcleo urbano de la ciudad, el santuario de Karnak está formado por varios templos y patios que en su conjunto forman el recinto religioso más importante de la antigua Tebas. Se han encontrado vestigios que datan del año 2.200 ac, aunque su apogeo llegó durante el Imperio Nuevo. Destacan las imponentes columnas de la sala hipóstila, la gran estatua de Pinedjem I o las esfinges con cabeza de carnero que flanquean el dromos, el paseo central del santuario.

Valle de los Reyes: A escasos kilómetros de la ciudad y a las puertas del desierto se encuentra este conjunto de tumbas reales donde fueron enterrados la mayoría de faraones del Imperio Nuevo de Egipto. La riqueza histórica que se esconde bajo la arena y las rocas es incalculable y todavía se desconoce en su totalidad, pues los arqueólogos siguen investigando la zona y se pueden ver numerosas excavaciones en marcha. De las descubiertas hasta ahora, la más famosa es, sin duda, la tumba de Tutankamon, hallada en 1922 por Howard Carter y de la que salió la impresionante máscara funeraria de Tutankamon, de oro macizo, que actualmente se puede ver en el Museo de Arte Egipcio de El Cairo.

Valle de las Reinas: Cerca del Valle de los Reyes se encuentra esta necrópolis, algo más modesta, que alberga tumbas reales de reinas y príncipes del Imperio Nuevo. La tumba de Nefertari es la más conocida del recinto en el que también siguen en marcha numerosas excavaciones.

Templo de Hatshepsut: En la orilla occidental del Nilo, cerca del Valle de los Reyes, se levanta este espectacular templo funerario excavado en la roca en pleno desierto. Es seguramente el más pintoresco y fotogénico de Luxor por su emplazamiento a los pies de un acantilado. Su construcción se inició bajo el mandato de la reina Hatshepsut, hacia el año 1.500 ac, y es tristemente famoso por el atentado terrorista de 1997 en el que fueron asesinadas 62 personas, la mayoría turistas, por un grupo yihadista.

Colosos de Memnon: Son dos gigantescas estatuas del faraón Amenhotep III sentado, de casi 20 metros de altura, que se pueden ver en la orilla occidental del Nilo.



Templo de Karnak.


Sala hipóstila del templo de Karnak.

Templo de Karnak.


Templo de Luxor.



Valle de los Reyes.


Tumbas reales en el Valle de los Reyes.

Entrada a la tumba de Tutankamon.


Puestos de souvenirs en la entrada al templo de Hatshepsut.


Templo de Hatshepsut.


Colosos de Memnon.

No hay comentarios: