Para reír y llorar en Salzburgo








SONRISAS Y LÁGRIMAS (The sound of music)
Director: Robert Wise
Año: 1965
Reparto: Julie Andrews, Christopher Plummer, Richard Haydn, Eleanor Parker, Peggy Wood, Heather Menzies...


Salzburgo no es solo la encantadora ciudad austríaca al pie de los Alpes que vio nacer a Mozart. Para muchos Salzburgo es también el lugar donde se rodó “Sonrisas y lágrimas”. No son pocos los turistas que acuden a la ciudad en busca de los escenarios donde transcurre esta mítica película del año 1965.

Ganadora de cinco oscars (película, director, sonido, banda sonora original y montaje), "Sonrisas y lágrimas" está ambientada al comienzo de la Segunda Guerra Mundial y Robert Wise, su director, no pudo elegir una escenografía más bonita y apropiada que la que ofrecía la ciudad de Salzburgo y sus alrededores.


Son muchos los lugares de la ciudad que sirvieron de decorado para esta película y que se pueden visitar para evocarnos momentos entrañables de la famosa tragicomedia:

  1. La abadía benedictina de Nonnberg (Mönchsberg, 34), donde se rodó la escena en la que las monjas, compañeras de la protagonista, cantan la canción de “María”.
  2. Plaza y fuente de la Residencia. María pasa en autobús por esta plaza cuando se dirige por primera vez a la casa de la familia Trapp.
  3. El Palacio de Frohnburg (Hellbrunner Allee, 53). Primera imagen que se nos presenta de la mansión de la familia Von Trapp en la escena en la que María llega corriendo al son de “I have confidence in me”.
  4. La glorieta Sound of music. En la actualidad se encuentra en el parque del Palacio de Hellbrunn (Fürstenweg, 37), pero en la película está dentro de la mansión de los Trapp. Aquí Rolf y Liesl cantan la pegadiza “I am 16 going on 17”.
  5. La fortaleza de Hohensalzburg (Mönchsberg, 34). Protagonista indiscutible de cualquier panorámica que intentemos sacar de Salzburgo. En la película no podía ser menos y podemos ver su imponente fachada mientras María y los niños conversan antes de ponerse a cantar y bailar “Do-Re-Mi” por la ciudad.

La fortaleza de Hohensalzburg preside la ciudad desde lo alto.

  1. El palacio y los jardines de Mirabell (Mirabellplatz, 4). Uno de los enclaves más míticos de la película, es aquí donde María y sus pupilos entonan la famosa canción “Do-Re-Mi” mientras corretean por sus jardines.

Fuente alrededor de la cual los protagonistas bailan dentro de los jardines de Mirabell.

  1. El palacio Leopoldskron y su lago adyacente (Leopoldskronstraße, 56). Este palacio es otra de las fachadas de la mansión de la familia Trapp. Aparece en la escena en la que María y los niños se caen al agua mientras atraviesan el lago en una barca.
  2. La antigua escuela de equitación de La Roca (Hofstallgasse, 1). Edificio donde la familia Von Trapp al completo canta su canción de despedida durante el Festival de Salzburgo, en el tramo final de la película.
  3. El cementerio de San Pedro (Bezirt-Platz A). En este precioso lugar, al pie del monte Mönchsberg, se rodaron las escenas finales de la huida de la familia. Casi todo el mundo que lo visita intenta buscar las losas tras las que se escondían los protagonistas del ejército nazi.

Detrás de estas celdas del cementerio se rodó una de las escenas más inquietantes de la película.

En las afueras de Salzburgo también se pueden visitar otros decorados de la película como el palacio de Anif, la fortaleza Hohenwerfen, la catedral de Mondsee (donde se casan María y el capitán Von Trapp), el pueblo de St. Gilgen, el lago Wolfgang, o el monte Untersberg donde se grabaron las últimas escenas de la película.

Son muchos los que desconocen que la película está basada en hechos reales. Así que otra de las paradas imprescindibles para los amantes del film es la Villa Trapp (10), situada en el barrio de Aigen de Salzburgo, donde antaño vivía la familia austríaca real que inspiró la película.

Los años posteriores al estreno de "Sonrisas y lágrimas" acudieron en masa turistas de todas las nacionalidades ávidos por encontrar los escenarios en los que se desarrollaba. La mayoría se sentía defraudada cuando casi ningún residente sabía de qué película les estaban hablabando. El curioso motivo para esta ignorancia generalizada es que la cinta nunca se dobló al alemán y hay poca gente de habla germana que la haya visto. Aunque a día de hoy son muchos los que todavía siguen sin verla, lejos quedaron aquellos años de desconocimiento debido a la gran cantidad de gente que recorre Salzburgo preguntando por la película.

La explotación del turismo basado en la obra de Robert Wise ha llegado a tal punto que en 2011 se estrenó en el teatro de Salzburgo el musical de Broadway basado en su película, que todavía hoy se sigue representando. También se inauguró ese mismo año una exposición especial en el museo Panorama donde se compara la historia de la familia real con la versión cinematográfica e incluye fotos y objetos originales de sus protagonistas.


Los turistas aún usan los coches de caballos igual que los personajes en la película.


Aunque la película se rodó hace ya décadas, todavía son muchos los viajeros que “ríen y lloran” mientras recorren las calles de la pintoresca ciudad de Salzburgo como si ayer mismo María y su troupe hubiera paseado por ellas.



VÍDEO: Divertido montaje de una familia de turismo por Salzburgo imitando algunas de las escenas más míticas de la película.

2 comentarios:

Luis López Lainez dijo...

Hola

Muchas gracias por descubrirnos los lugares reales más importantes de la película.
No me extraña que muchas personas vayan a Salzburgo empujados por la belleza de la ciudad y la película :-)

Un saludo. Luis.

Circe dijo...

Gracias Luis. Salzburgo es una ciudad muy especial, y más para los amantes de sonrisas y lágrimas! Saludos.