La kufiya palestina



Kufiyas de todos los colores.

Una de las prendas que más llama nuestra atención al visitar los países de Oriente Próximo es ese pañuelo de colores que, en su mayoría hombres, se enrollan en la cabeza. ¿Moda, tradición o utilidad? ¿Cuál es la principal razón para su uso? ¿De dónde viene? ¿Qué significan sus colores?

El nombre árabe del atuendo en cuestión es kufiya. Aunque también se le reconoce como shemagh y mashadah, entre otros. Es un pañuelo de algodón que sirve principalmente para cubrirse la cabeza para protegerse del frío y del calor. En sus orígenes era utilizado principalmente por los campesinos que trabajaban a la intemperie y por ello necesitaban defenderse de las inclemencias del tiempo. Mientras que los estratos más elevados de la población solían cubrirse la cabeza con el llamado fez de origen marroquí, que en la actualidad ha caído en desuso en Oriente Próximo. De este modo, con un simple golpe de vista se diferenciaba el estatus económico de cada individuo.

Esto fue así hasta los años 30 cuando se inició la llamada revuelta palestina en protesta contra el aumento cada vez más masivo de inmigración judía provocada por el mandato británico en el país. Esta rebelión fue iniciada en un primer momento por el campesinado, y la kufiya se convirtió en un claro elemento diferenciador de los insurgentes sobre el resto de la población facilitando así a las tropas británicas el exterminio de los rebeldes. En el punto álgido de la revolución, el mando palestino se dio cuenta de este problema y ordenó a todos los estratos de la población a ponerse la kufiya para que los sublevados pudieran confundirse con el resto de los ciudadanos. Así, se generalizó el uso del pañuelo.

Pero no fue hasta los años 60 que la kufiya tomó más relevancia en occidente llegándose a convertir en un icono de la causa palestina. La razón principal fue que Yasser Arafat, uno de los grandes líderes palestinos comenzó a aparecer en los medios de comunicación internacionales vistiendo el pañuelo lo que creó rápidamente un vínculo entre la prenda en cuestión y la lucha pro Palestina. Esto conllevó a que en el mundo occidental se la reconozca directamente como "pañuelo palestino". Son famosas también las fotos de Leila Khaled, militante palestina, en la portada de muchas revistas luciendo la kufiya en la cabeza.



Tumba de Yasser Arafat en Ramala, en Cisjordania. (Foto: Maureen/Flickr).




Leila Khaled en el muro de Cisjordania cerca de Belén (Foto: Wikipedia).


Siempre sobre fondo blanco los motivos geométricos del pañuelo parecen tener su origen en redes de pesca lo cual se comprendería dado su pasado histórico. Los colores de los detalles varían en función del país de origen. Rojos en el caso de Jordania, negros en el de Palestina e incluso blancos, en el de Arabia. Pero los tiempos evolucionan y el simbolismo político de la prenda ha ido desapareciendo en los últimos años para convertirse en un simple complemento estético. El diseñador francés Nicolas Ghesquière, la llevó a la pasarela de alta costura y rápidamente fue copiado a las colecciones de muchas empresas textiles de ámbito internacional. Ahora se vende en infinidad de colores y es usado indistintamente por hombres y mujeres de variadas nacionalidades y, no sólo para cubrir sus cabezas, sino también enrollado al cuello con una utilidad meramente estética.



El actual rey de Jordania, Abdalá II, sigue llevando en ocasiones la kufiya roja, clásica de su país.

No hay comentarios: