San José


Desde Turrialba se puede llegar a San José en una hora y media, siempre que el tráfico lo permita, ya que los atascos son bastante frecuentes en los alrededores de la capital costarricense. Nosotros llegamos a San José cuando ya estaba atardeciendo porque salimos de Turrialba muy tarde, después de una intensa jornada de rafting.

Al llegar a San José tuvimos que atravesar la ciudad de punta a punta para llegar al aeropuerto, donde habíamos quedado para devolver el coche de alquiler. Nos perdimos un par de veces, pero al final conseguimos dar con el aeródromo. El problema es que en Costa Rica, las compañías de alquiler de coches tienen la mala costumbre de montar sus oficinas a varios kilómetros de la terminal, así que nos tocó volver a pelearnos con el caótico tráfico de la ciudad hasta encontrar la oficina de Thrifty para deshacernos por fin del coche.

Una vez completada esa gestión ya era de noche, así que cogimos un taxi (30 dólares) para que nos llevara al Hostel Toruma donde teníamos pensado alojarnos. Es una antigua mansión colonial transformada en hostel, con enormes habitaciones de madera, aire acondicionado y una diminuta piscina en la entrada. Por las mañanas tienen café gratis. La habitación doble con baño privado nos costó 55 dólares. El hostel está situado en Los Yoses, entre el barrio universitario de San Pedro y el centro de la ciudad, al que se puede llegar caminando en 15 minutos.

El centro de San José está formado por una cuadrícula de calles comerciales, muchas de ellas peatonales y agradables para pasear. Todas las calles están repletas de pequeñas tiendas y vendedores ambulantes gritando a los cuatro vientos las bondades de sus mercancías.

El parque central es el corazón de la capital y está coronado por unos estrambóticos arcos de hormigón. En uno de los laterales del parque se alza la catedral metropolitana, de finales del siglo XIX. No muy lejos se encuentra la plaza de la Cultura, donde se puede ver la señorial fachada del teatro Nacional, también de finales del XIX.

Otro lugar destacado es el mercado central, situado en la avenida central (no pierden el tiempo a la hora de buscar nombres), una especie de bazar cubierto que lleva funcionando más de 100 años, ideal para sumergirse en el ambiente local.

Después de pasear durante toda una mañana por el centro de San José, tampoco merece la pena dedicarle mucho más tiempo, cogimos un autobús para ir al barrio residencial de Escazú, donde se encuentra el centro comercial Escazú, según dicen, el más grande y moderno de Centroamérica.

En esta enorme superficie comercial se pueden encontrar todas las principales cadenas de ropa internacionales y cuenta con una extensa zona de restauración, aunque casi todos los establecimientos son de comida rápida. Los autobuses a Escazú se pueden coger junto al mercado central.

Cerca del hostel donde estábamos alojados también hay un centro comercial, el de San Pedro, aunque mucho más pequeño y anticuado. La mayoría de comercios de su interior son pequeñas tiendas de barrio y algunas cadenas locales.

En San José hicimos dos noches porque el primer día llegamos muy tarde y no nos dio tiempo a visitar la ciudad. Con medio día para darse una vuelta por el centro es suficiente, pero nosotros nos quedamos una segunda noche porque para ir a Tortuguero, nuestro siguiente destino, merece la pena salir temprano por la mañana.

Los autobuses a Cariari, la primera escala en el viaje a Tortuguero, salen de la estación de autobuses caribeños, no muy lejos del centro de San José. El taxi desde el hostel a la estación cuesta 5 dólares.


Centro de San José.


Una fuente con un reloj.


Plaza de la Cultura.


Fachada del Teatro Nacional.


La Segunda Avenida es la principal arteria que atraviesa el centro de San José.


Catedral metropolitana.


La estrambótica decoración del parque central.


Simpáticos músicos en el parque central.


Taxis aparcados en la calle.


Céntrica calle de San José.


Calle peatonal en el centro de la ciudad.


Colorido grafiti.


Tráfico en San José.


Curiosa tienda en una esquina del centro.


Paseando por San José.


Otra avenida del centro.


Taxistas bajo un inmenso mural urbano.


Seguimos de paseo por la capital costarricense.


Entrada al mercado central.


Camión de Imperial, la cerveza nacional de Costa Rica.


La avenida central tiene un tramo peatonal.


Escultura en la avenida central.


Lugareños descansando en una fuente decorada con los típicos cestos para recolectar el grano de café.


Hay bastante policía por las calles del centro.


Avenida central.


Puesto de frutas callejero.


Destartalada calle de San José.


Monumento Nacional, situado en el parque Nacional.


Centro comercial Escazú.


Habitación del hostel Taruma.

No hay comentarios: