Península de Bukit (Bali)


La península de Bukit se encuentra en el extremo sur de Bali y cuenta con las mejores playas de la isla. Nosotros la visitamos en una excursión en moto desde Seminyak. La alquilamos en el hotel donde estábamos alojados por 60.000 rupias el día completo (4 euros). El alquiler de motos está tirado en Bali y son el mejor medio de transporte porque te ahorras los impepinables atascos que se forman en las congestionadas carreteras del centro y sur de la isla.

Lo peor de ir en moto hasta la península de Bukit fue el primer tramo, salir del área de Kuta-Seminyak y atravesar la zona del aeropuerto porque hay muchísimo tráfico y debes conducir con cuidado. Una vez pasado el aeropuerto, el tráfico disminuye considerablemente y conforme te vas adentrando en la península se disfruta mucho más del trayecto. Incluso puedes ir cogiendo carreteras secundarias por las que apenas pasan coches.

La primera parada que hicimos fue en Jimbaran, que posee una extensa y agradable playa de arena blanca rodeada de palmeras. Es una alternativa a Kuta a la hora de buscar alojamiento, mucho más tranquila, pero también con menos oferta gastronómica y de ocio. Hay que tener en cuenta, además, que muchos hoteles están bastante alejados de la playa.


Playa de Jimbaran, en Bali
Playa de Jimbaran.


Playa
Paseando por la playa de Jimbaran.


Playa tropical
El mar baña la playa de Jimbaran.


Playa
Otra vista de la playa de Jimbaran.


Mujer haciendo una ofrenda en la playa
Lugareña haciendo una ofrenda en la playa de Jimbaran.


Mujer quemando incienso en la playa
Otra ofrenda en la playa de Jimbaran, muy habituales en el hinduismo balinés.


Panorámica de una playa
La playa de Jimbaran es muy extensa.


Playa
La gran playa de Jimbaran.


Mar
Recogiendo agua del mar para cocinar en los restaurantes de la playa.


Restaurantes en la playa
Restaurantes a pie de playa en Jimbaran.


Jimbaran también es famosa por sus restaurantes de pescado, que por las noches montan mesas en la playa y se llenan de turistas. En muchos puedes elegir tú mismo el pescado y el marisco fresco, que conservan vivo en grandes peceras, para montarte tu propia mariscada. Luego te lo cobrarán al peso y te lo asarán a la parrilla.

Aunque cenar pescado a la brasa en la playa es muy agradable, hay que estar preparado para rascarse el bolsillo porque estos restaurantes son caros, sobre todo para los precios que se barajan en Indonesia. Para que os hagáis una idea, una langosta viva a la brasa, de las más pequeñas, te puede costar fácilmente 40 o 50 euros. Aunque sea para dos personas, si la acompañas de algún pescado y bebida, la cena te saldrá por unos 40 euros por barba.

Hay otros restaurantes que tienen mariscadas cerradas, con precios fijos, que salen algo más económicas que comprar el pescado al peso, aunque seguramente no será tan fresco. También hay otra zona de la playa de Jimbaran donde hay restaurantes de pescado más económicos, pero la calidad es inferior.

Nosotros fuimos un día a cenar a Jimbaran desde Seminyak en taxi porque conducir con la moto de noche y después de haber cenado con cerveza no era la mejor idea. El taxi desde Seminyak a Jimbaran, ida y vuelta, nos costó 300.000 rupias (20 euros). El taxista nos llevó a la zona más cara de restaurantes, que es a la que suelen llevarte todos los taxistas y la que suelen visitar los grupos organizados. Al final, la cena más el taxi nos salió por un pico.


Restaurantes en la playa por la noche
Ambiente por la noche en los restaurantes de pescado de Jimbaran.


Restaurante
Venta de pescado y marisco al peso en un restaurante.


Langostas en peceras
Langostas vivas, el plato estrella en Jimbaran.


Mariscada
Nuestra cena en la playa de Jimbaran.


Volviendo a la excursión por la península de Bukit, después de bañarnos en la playa de Jimbaran y tumbarnos al sol un rato, continuamos en moto hacia el sur hasta la playa de Balangan. Esta playa es un destino muy popular entre los surfistas porque hay buenas olas.

La playa es muy pintoresca, con rudimentarios restaurantes y bares surferos construidos sobre postes de madera, pero cuando baja la marea hay que atravesar un largo tramo de rocas para poder bañarte.

En Balangan nos quedamos a comer en uno de estos garitos surferos, en los que también puedes alojarte si quieres. Luego nos dimos otro bañito antes de continuar con la moto hacia el sur de Bukit.


Moto aparcada
Nuestra moto, aparcada frente a la playa de Balangan.


Sendero hacia la playa
Bajando a la playa de Balangan.


Playa
Playa de Balangan.


Rocas en la playa
La marea baja deja al descubierto las rocas de la playa de Balangan.


Playa de arena blanca
Bares surferos en la playa de Balangan.


Dos surfistas
Surfistas.


Chiringuitos de playa
Los bares surferos de Balangan.


Chiringuitos de playa
Más bares surferos.


Terraza de un chiringuito de playa
La terraza de un restaurante, con vistas al mar.


Surfistas en el mar
Surfistas en acción.


Surfista surfeando una ola
Surfeando una ola.


Mujeres en la playa
Atravesando las rocas para llegar al mar.


Surfistas en la arena
Surfistas en la playa.


La última parada que hicimos fue en la playa de Padang Padang, una de las mejores de Bali, aunque siempre está a rebosar de gente porque es una calita muy pequeña rodeada de montaña. El parking de esta playa está al lado de la carretera y siempre hay cientos de motos aparcadas. Desde la carretera hay que descender por una estrecha escalinata entre las rocas, que desemboca en la arena.

A pesar de la mucha gente que había, la playa nos gustó y ya no nos movimos de aquí. El agua es transparente y muy tranquila, ideal para nadar porque, al ser una cala cerrada, no hay oleaje como en las playas de mar abierto que frecuentan los surfistas. En Padang Padang solo hay un par de restaurantes para comer o comprar bebida. Caminando un poco se pueden encontrar otras pequeñas calitas con menos gente.


Carretera estrecha
Estrecha carretera secundaria, en la península de Bukit.


Motos aparcadas en la carretera
Motos aparcadas junto a la carretera en Padang Padang.


Escalera de roca
Escalera entre rocas para bajar a la playa de Padang Padang.


Playa
Llegando a la playa de Padang Padang.


Turistas en la playa
Playa de Padang Padang.


Mar
Agua transparente y tranquila en Padang Padang.


Playa tropical
Vista de la playa de Padang Padang desde el mar.


Cala bañada por el mar
Un rincón de la playa de Padang Padang.


Playa pintoresca
Caminando un poco se puede disfrutar de pequeñas calitas entre rocas.


Rocas junto al mar
Alrededores de Padang Padang.


Restaurante en la playa
Restaurante de playa de Padang Padang.

No hay comentarios: