Excursión por el interior de Bali


Desde Ubud se pueden hacer un montón de excursiones por el interior de Bali. Lo más recomendable es alquilar un coche con conductor si se quieren hacer muchos kilómetros o una moto para rutas más cortas porque así te ahorras los atascos que suelen montarse para entrar y salir de la ciudad. Nosotros hicimos la excursión en coche porque fuimos a bastantes sitios. Pagamos 600.000 rupias por el día completo (40 euros).

Nuestra primera parada fue en las terrazas de arroz de Tegallalang, situadas a pocos kilómetros al norte de Ubud. Son un conjunto de preciosos campos de arroz dispuestos en bancales sobre la falda de una colina. No son muy extensas, nada que ver con los inmensos arrozales de Vietnam o el sur de China, pero sí muy pintorescas y una de las estampas más típicas de Bali. Aunque se pueden observar desde la carretera, vale la pena descender por las terrazas y darse un paseo entre los pequeños campos regados por rudimentarias acequias.


Terrazas de arroz
Terrazas de arroz de Tegallalang.


Campos de arroz
Detalle de los bancales de arroz.


Campesino
Campesino en Tegallalang.


Terrazas de arroz
Otra vista de las terrazas de arroz.


La siguiente parada fue el templo Tirta Empul, famoso por sus manantiales sagrados, que, según cuenta la tradición, tiene propiedades curativas. El agua sagrada brota por los canalones de varias fuentes y cae a una piscina de piedra en la que lugareños y turistas se remojan para purificarse. El ritual consiste en ir pasando por todas las fuentes y metiendo la cabeza en cada una de ellas.

Además de las fuentes sagradas, el templo consta de varios pabellones y jardines. Dentro del recinto también hay un estanque de aguas termales y otro con peces de colores. La entrada al templo cuesta 15.000 rupias (1 euro). Si vas en pantalón corto, tendrás que cubrirte las piernas con un sarong. Los alquilan en la entrada.


Fuentes sagradas en un templo
Los manantiales sagrados del templo Tirta Empul.


Gente bañándose en un manantial
Purificándose en las fuentes.


Chorros de agua
Fuentes del Tirta Empul.


Turistas en fuentes sagradas
Muchos turistas también se animan a remojarse.


Chorros de agua
El agua de las fuentes es cristalina.


Estanque de aguas termales
Estanque de aguas termales en el Tirta Empul.


Templo hindú
Templo Tirta Empul.


Estatuas en un templo
Estatuas del templo Tirta Empul.


Tras visitar el Tirta Empul visitamos una plantación de café, muy abundantes en las regiones montañosas del centro de la isla. El café lo trajeron de América los colonos europeos y su cultivo se adaptó muy bien a las condiciones climáticas de Indonesia.

El café más famoso de Bali es kopi luwak, que se obtiene de granos de café recogidos de las heces de un precioso animalito llamado civeta, una especie de mapache asiático. Este animal se come los granos de café y luego los caga tras haber sido procesados previamente por sus jugos gástricos, todo muy apetitoso. Los granos que han pasado por el aparato digestivo de las civetas producen un café exquisito y muy caro.

En la plantación de café te ofrecen una degustación de diferentes tipos de cafés, incluido el kopi luwak si pagas un extra, y también tienen una tienda para comprar sus productos.

Después de la plantación, continuamos hacia el norte de Bali en dirección al templo Pura Besakih. Por el camino pasamos por una estrecha carretera de montaña desde la que se obtienen buenas vistas del volcán Batur, de 1.700 metros, y del lago de origen volcánico que se ha formado en su base, el más extenso de la isla.


Plantación de café
Plantación de café.


Granos de café
Granos de café.


Granos de café secándose
Granos de café secándose.


Café molido y tostado
El café en sus diferentes fases: grano, tostado, molido...


Plantación de café
Bancos para hacer las catas de café.


Tazas con diferentes cafés
Los diferentes cafés e infusiones que nos dieron a probar en la plantación.


Dos civetas
Dos preciosas civetas, los animales que producen el codiciado café kopi luwak.


Carretera
Carretera de montaña.


Panorámica del volcán Batur
Vistas del volcán Batur desde un mirador en la carretera.


El templo Pura Besakih, el más sagrado de Bali, se levanta a más de 1.000 metros, en las laderas del volcán Gunung Agung, el techo de Bali con 3.142 metros de altitud. En días soleados se puede disfrutar de fabulosas panorámicas de los alrededores, aunque la bruma que envuelve el Gunung Agung suele ser habitual, incluso cuando brilla el sol en el resto de la isla.

La entrada al templo está repleta de puestos de souvenirs y de vendedores ambulantes. También está llena de pesados guías que intentarán que contrates sus servicios. Estos guías son muy cansinos y cuesta quitártelos de encima. Además, si los rechazas, suelen seguir molestando y prohibiéndote la entrada a determinadas zonas del templo por no ir acompañado de guía. Ignorándolos un poco, puedes visitar el templo a tu aire e, incluso, entrar donde te plazca cuando no miren.

El templo Pura Besakih es muy extenso y consta de varios recintos construidos en diferentes niveles sobre la falda de la montaña. Sus orígenes se remontan al siglo XIII, aunque las diferentes erupciones del volcán han obligado a reconstruirlo varias veces a lo largo de la historia. El santuario principal, el Pura Penataran Agung, data del siglo XVII. La entrada al templo cuesta 15.000 rupias (1 euro) más 10.000 por el alquiler de un sarong.


Tiendas de recuerdos
Llegando al templo Pura Besakih.


Parking
Parking del Pura Besakih.


Vendedores ambulantes
Vendedores ambulantes en la entrada al Pura Besakih.


Vendedora ambulante
Otra vendedora.


Venta de fruta
Más fruta fresca en la entrada al Pura Besakih.


Templo Pura Besakih de Bali
Templo Pura Besakih, el más sagrado de Bali.


Entrada al templo
Escalinata en el Pura Besakih.


Templo hindú
Las pagodas del Pura Besakih.


Templo Pura Besakih de Bali
Pura Besakih.


Ritual en el templo
Ritual religioso en el Pura Besakih.


Templo
El Pura Besakih es un templo muy extenso.


Decoración del templo Pura Besakih
Profusa decoración en una puerta del Pura Besakih.


Puerta decorada
Entrada a otro recinto del Pura Besakih.


Panorámica del templo Pura Besakih
Panorámica del Pura Besakih desde la base del templo.


Puestos de recuerdos
Decenas de puestos de souvenirs a la salida del Pura Besakih.


Tienda de recuerdos
Detalle de los puestecillos de recuerdos.


Restaurante
Restaurante en los aledaños del Pura Besakih.


Después de visitar el templo, continuamos rumbo hacia la ciudad de Semarapura, parando a comer por el camino en un restaurante de carretera. Semarapura, antiguamente conocida como Klungkung, fue la capital de unos de los reinos más prósperos de Bali antes de la llegada de los holandeses y conserva uno de los edificios más bellos de la isla.

Se trata del antiguo Palacio de Justicia de Klungkung, también llamado Kertha Gosa, un extraordinario ejemplo de arquitectura tradicional balinesa. Es un precioso pabellón del siglo XVIII rodeado de agua, que sirvió como corte suprema del reino. El fantástico techo de madera está decorado con pinturas.

El complejo del Palacio de Justicia se compone, además, de otros edificios adyacentes y ornamentadas puertas balinesas de piedra. Todo el recinto se encuentra en el interior de un agradable jardín en medio de la moderna ciudad de Semarapura. La entrada cuesta 12.000 rupias.

Desde Semarapura regresamos a Ubud en poco más de media hora, pero al llegar tardamos otra hora en cubrir los últimos 5 kilómetros por culpa del habitual atasco que se forma para entrar a la ciudad al atardecer. Hora punta en Ubud.


Carretera
Otra vez en la carretera, de camino a Semarapura.


Coche
Nuestro coche, aparcado para comer en un restaurante de carretera.


Terrazas de arroz
Terrazas de arroz junto a la carretera.


Estatua en Semarapura
Monumento en una rotonda de Semarapura.


Palacio de Justicia de Klungkung
Palacio de Justicia de Klungkung.


Entrada al Palacio de Justicia
Entrando al Palacio de Justicia.


Decoración
Las pinturas del techo del Palacio de Justicia.


Pinturas
Detalle de las pinturas que decoran el techo.


Estatua de piedra
Estatua en el Palacio de Justicia de Klungkung.


Vestidos tradicionales de Bali
Sesión de fotos con vestidos tradicionales balineses en el Palacio de Justicia.


Museo
Museo de Semarapura, junto al Palacio de Justicia.


Monumento
Monumento en memoria del Puputan de Klungkung. Puputan se refiere a los suicidios masivos que realizaron los balineses como resistencia a la ocupación holandesa a principios del siglo XX.

No hay comentarios: