Gyeongju


La forma más rápida de llegar a Gyeongju desde Seúl es en un tren de alta velocidad KTX, que tarda 2 horas y cuarto. El billete nos costó 43.800 wons (43 dólares). Esos trenes rápidos, sin embargo, paran en la estación de Singyeongju, que está a unos diez kilómetros de Gyeongju, y obligan a coger un autobús para llegar al centro de la ciudad, que tarda media hora. El billete cuesta 1.200 wons (1,2 dólares).


Llegando en tren de alta velocidad KTX a la estación de Singyeongju.


Estación de Singyeongju.


Gyeongju es una de las capitales históricas de Corea del Sur, epicentro del antiguo reino de Silla, que a lo largo del primer milenio se fue extendiendo por el sur de la península coreana hasta gobernar prácticamente su totalidad.

Ese regio pasado histórico ha dejado en la ciudad y en sus alrededores numerosos templos, tumbas y otros restos arqueológicos, algunos de ellos considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Los coreanos suelen definir a Gyeongju como 'el museo al aire libre'.

El gran problema para el turista es que la mayoría de templos y puntos de interés se encuentran muy desperdigados por los alrededores de Gyeongju, a bastante distancia unos de otros, y, si no se dispone de vehículo propio, se pierde bastante tiempo en los desplazamientos en autobús. Otra opción es moverse en taxi, aunque sale caro.

El principal punto de interés es el templo de Bulguk-sa, que se encuentra en un bonito paraje montañoso a unos 16 km de la ciudad. Es un templo budista que fue construido en el siglo VIII, en pleno apogeo del reino de Silla, y posteriormente ampliado en sucesivas etapas.

El templo es patrimonio de la Humanidad y consta de varios pabellones de madera policromada y diversas pagodas de piedra. Los ornamentados techos de madera tallada son, sin duda, uno de sus grandes atractivos. Para acceder al templo se atraviesan unos bonitos jardines con un lago. La entrada al Bulguk-sa cuesta 4.000 wons (4 dólares). Los autobuses 10 y 11 conectan el centro de Gyeongju con el templo en una hora (1,2 dólares).

No muy lejos del templo de Bulguk-sa se encuentra la gruta de Seokguram, también Patrimonio de la Humanidad y otro de los grandes puntos de interés de Gyeongju. Es una pequeña cueva que fue tallada en el siglo VIII en la ladera de una montaña y en cuyo interior reposa una estatua de Buda.

La entrada a la gruta de Seokguram cuesta otros 4.000 wons (4 dólares). Para llegar hay que coger un autobús en el templo de Bulguk-sa, que tarda 20 minutos en ascender la montaña (1,5 dólares). En el interior de la gruta no se pueden hacer fotografías.


Entrada al templo de Bulguk-sa.


Puente de la nube azul, en el interior del recinto del Bulguk-sa.


Detalle de la madera policromada del templo de Bulguk-sa.


Los techos de madera tallada son excepcionales.


Templo de Bulguk-sa.


Otro detalle de la ornamentación del templo.


Dos niños acarician la estatua de un jabalí sagrado.


Estatuas de Buda en el interior de un pabellón del Bulguk-sa.


Otro pabellón del recinto del templo.


Jardines del templo de Bulguk-sa.


Bibimbap en un restaurante aledaño al Bulguk-sa. Es un plato típico coreano a base de arroz y vegetales.


Gruta de Seokguram. La entrada se esconde tras esa imagen de Buda.


Fuente purificadora en el exterior de la gruta. Todos los templos tienen una fuente en la entrada.


El núcleo urbano de Gyeongju no tiene ningún encanto especial porque está formado casi en su totalidad por casas bajas de hormigón de nueva construcción. El principal punto de interés es el parque de los Túmulos, que alberga las curiosas tumbas reales de la época del reino de Silla.

Estas tumbas son enormes montículos de tierra y de piedra, cubiertos de hierba, que brotan por el parque como si fueran bultos del terreno. Desde fuera parecen pequeñas colinas de hierba, pero en su interior reposan los restos de los antiguos soberanos de Silla. Solo una de estas tumbas se puede visitar por dentro. La entrada al parque cuesta 2.000 wons (2 dólares).

Otro lugar interesante es el parque Wolseong, que también cuenta con algunas tumbas reales en forma de túmulo, además de frondosos campos de flores de loto. Suele estar muy concurrido al atardecer, cuando acuden a pasear familias con niños. Dentro del parque destaca una pequeña torre de piedra, denominada Cheomseongdae, que data del siglo VII y está considerada el observatorio astronómico más antiguo de Extremo Oriente.

En Gyeongju nos alojamos en el Sugar Motel, que es uno de los llamados hoteles del amor, muy populares en Corea y en Japón. Este tipo de hoteles ofrecen una buena relación calidad-precio porque no suelen ser caros y cuentan con grandes habitaciones perfectamente equipadas, con camas enormes. Suelen estar frecuentados por parejas y decorados con llamativos colores, pero no son ningún lupanar como alguno podría malpensar.

La habitación del Sugar Motel nos costó 70.000 wons (70 dólares). Tiene wifi gratis, aire acondicionado, televisión LCD, nevera, etc. El desayuno está incluido en el precio y te lo traen a la habitación por la mañana. No es que sea barato, pero los precios de los hoteles son bastante elevados en Gyeongju. La calle del Sugar Motel, cerca de la estación de autobuses, está llena de hoteles del amor.


Parque de los Túmulos, en Gyeongju.


Fotografiándose frente a un enorme túmulo.


Un pequeño estanque en el parque de los Túmulos.


Cada túmulo esconde una tumba real.


Entrada a la única tumba real que se puede visitar en el parque de los Túmulos.


El Parque de los Túmulos es patrimonio de la Humanidad.


Saliendo del parque de los Túmulos.


Paseando por el parque de Wolseong.


Parque de Wolseong.


Vehículos así de curiosos recorren los senderos del parque Wolseong.


Coreanas haciéndose fotos frente al observatorio Cheomseongdae.


Flores de loto en el parque Wolseong.


Frondoso bosque de flores de loto.


Carrozas de caballos en el exterior del parque Wolseong.


Calle peatonal en el centro de Gyeongju.


Una avenida de Gyeongju.


Otra calle comercial de Gyeongju.


La calle del Sugar Motel, con muchos hoteles del amor.


Habitación del Sugar Motel.


Estación de autobuses de Gyeongju.