MACEDONIA, KOSOVO, ALBANIA y MONTENEGRO (junio 2014)




Día 1. Madrid-Skopje
Día 2. Skopje
Día 3. Skopje-Pristina-Skopje
Día 4. Skopje-Ohrid
Día 5. Ohrid-Tirana
Día 6. Tirana-Podgorica-Budva
Día 7. Budva (Costa sur de Montenegro)
Día 8. Budva-Kotor
Día 9. Kotor-Madrid

Presupuesto
El dinar macedonio es la moneda oficial de Macedonia (1 euro = 60 dinares) y el lek, la albanesa (1 euro = 140 leks). Montenegro y Kosovo no tienen moneda propia y utilizan el euro. Los precios son muy económicos en todos los países, siendo la costa montenegrina el lugar más caro. El alojamiento se llevará, quizás, la mayor parte del presupuesto.


Billete de 10 dinares macedonios.


Monedas albanesas.


Orientativamente, una habitación doble puede costar unos 30-40 euros en Macedonia y 50-60 en Montenegro y Tirana. Una cerveza de medio litro difícilmente superará los dos euros (salvo que se tome en sitios caros de Budva o Kotor) y una cena en un restaurante puede salir por 15 euros o menos.

Comida
La gastronomía de los Balcanes es muy variada y fusiona raíces otomanas, griegas y centroeuropeas, siempre con un toque autóctono. Los kebabs y las ensaladas, con pepino, tomate y queso o yogur, se pueden encontrar en cualquier sitio y son platos económicos.

En Macedonia son muy populares las parrillas, donde se asan kebabs y otros tipos de carne. Se pueden encontrar muchos restaurantes de parrilla en el barrio turco de Skopje. En Ohrid, la trucha del lago es el plato estrella. Otro producto típico de Macedonia es el ajvar, una salsa hecha con pimiento rojo. La cerveza nacional es la Skopsko, en alfabeto cirílico Ckoпcko.


En Albania, los kebabs, las salchichas y los platos de cordero, acompañados de ensaladas o salsas con yogur y ajo, son muy populares. La cerveza Tirana acompaña bien estos platos. En la costa montenegrina se puede aprovechar para comer pescado, calamares y otros productos del mar. Muchos restaurantes preparan parrilladas de pescado. Montenegro también produce sus propios vinos.

Transporte
El autobús es el principal medio de transporte en los Balcanes. Suele haber bastantes frecuencias y los billetes son muy baratos. Las peores combinaciones están en las rutas internacionales con Albania, ya sean desde Macedonia o Montenegro. Los taxis, no obstante, no son caros y pueden salvar a uno de cualquier apuro. Para disfrutar de la costa montenegrina sin ataduras es imprescindible alquilar un coche. Nosotros alquilamos un Renault Clio con Europcar, que nos costó 106 euros para tres días.

Alojamiento
La oferta es amplia y se puede encontrar alojamiento sobre la marcha sin problemas. La relación calidad-precio es en general buena y casi todos los establecimientos ofrecen wifi, aire acondicionado y baños correctos. La excepción la encontramos en temporada alta en Budva y en Kotor, donde los hoteles se llenan rápido y los precios se disparan.