Nha Trang

Para ir de Hoi An a Nha Trang probamos el autobús-cama por primera y última vez. La elevada tasa de accidentes en las carreteras vietnamitas no ayuda a conciliar el sueño cuando tu cama es un asiento reclinado con una estrecha cavidad para introducir y estirar las piernas. Lo más probable, en caso de un siniestro, es que jamás vuelvas a ver esas extremidades inferiores. Y desde luego tampoco facilitan el sueño los múltiples baches de la carretera, los constantes frenazos bruscos y los pitidos del conductor.

A lo expuesto anteriormente hay que añadir que el autobús va parando para recoger a lugareños, independientemente del número de plazas disponibles. Cuando las literas se agotan, los recién llegados ocupan los pasillos intermedios hasta que no cabe ni un alfiler.

Si duermes en una litera superior no podrás bajar sin pisarle la cabeza a uno de estos recién llegados y si duermes en una litera inferior podrás abrazar a tu nuevo compañero como si fuera un osito de peluche. Las 10-12 horas de autobús se hacen largas. Sobra decir que preferimos viajar en autobús diurno o en tren. En caso de optar por el bus-cama, recomendamos la litera superior.

Y tras esa apasionante noche en la carretera, por fin llegamos a Nha Trang, el principal destino de playa de Vietnam. La ciudad cuenta con pocos atractivos y su paseo marítimo, flanqueado por rascacielos y modernos hoteles, tiene poco de exótico. La principal razón para venir a Nha Trang es disfrutar de la playa y de su ambiente nocturno.

La playa de Nha Trang es muy agradable, con arena blanca y agua transparente. Casi todos los hoteles o bares alquilan hamacas para el día completo por unos pocos dongs. Eso sí, para descansar sobran unas cuantas motos de agua y otros juguetitos igual de ruidosos.

Por la arena no dejan pasar vendedoras ambulantes ofreciendo masajes, gafas de sol, fruta, sombrillas y cualquier otra cosa que se pueda vender en una playa. Algunas transportan marisco fresco, que asan en unas parrillas sobre la arena. Por 10 euros te puedes comer una langosta de más de un kilo.

Por las noches, Nha Trang es una ciudad que no duerme, con muchas discotecas y pubs, que abren hasta la madrugada. Los turistas rusos son los mayores enamorados del lugar. La ciudad también cuenta con una amplísima oferta de restaurantes que ofrecen buen pescado y marisco fresco para cenar. Muchos lo exponen en la entrada y te puedes montar tu propia parrillada.


Playa de Nha Trang.


Nha Trang es un buen lugar para tumbarse en la arena y no hacer nada.


Vendedora ambulante en la playa.


¿Unas Ray-Ban?.


Turista comprando fruta en la playa.


Haciendo acrobacias sobre un poste.


Vietnamitas en el agua, todos vestidos.


Asando unas langostas en la playa.


Aquí están las langostas.


Panorámica de la playa de Nha Trang.


Paseo marítimo de Nha Trang.


Calle del centro de Nha Trang.


Se nota que en Vietnam pagan impuestos por la amplitud de las fachadas.


Otra calle de Nha Trang.


Mucho tráfico en las grandes avenidas de Nha Trang.


Fuera de la oferta de playa y restaurantes, Nha Trang cuenta con un par de templos interesantes. Uno de ellos es la Pagoda de Long Son, que se levanta en la falda de una colina coronada por una gigantesca estatua de Buda. Para llegar hasta él hay que subir 150 escalones.

También merece la pena acercarse hasta las Torres Chams de Po Nagar, tres estupas de ladrillo rojo construidas entre los siglos IX y XI. Tienen más de 1.000 años de antigüedad y son un lugar de culto muy visitado por los vietnamitas. Tanto la pagoda como las Torres Chams están un poco alejadas del centro. La mejor opción para visitarlas es alquilarse una moto (5 dólares el día).


Torres Chams de Po Nagar.


Panorámica de Nha Trang desde las Torres Chams.


Otra panorámica de Nha Trang.


Pagoda de Long Son.


El gran Buda que corona la pagoda de Long Son.


Otra actividad indispensable en Nha Trang es hacer una excursión en barco por las islas de los alrededores. Todos los hoteles y agencias ofrecen tours muy similares. Los hay especializados en snorkel y buceo, otros están más centrados en juerga y alcohol.

Nosotros contratamos una excursión de snorkel del día completo, con comida incluida por 15 dólares por persona. La comida nos la sirvieron a bordo del barco e hicimos snorkel en tres puntos diferentes. Los islotes cercanos a Nha Trang son ideales para ver peces de colores y corales.

Algunos islotes permanecen totalmente vírgenes, pero otros han sido destrozados por el turismo. Una de estas islas está comunicada con el continente a través de un inmenso teleférico sobre el mar, que termina en un parque acuático.

En Nha Trang nos alojamos en el hotel 101. La habitación doble sin desayuno nos costó 400.000 dongs (15 euros). Es un sitio muy recomendable situado cerca de la playa y en la zona más animada de la ciudad.


Empezando la excursión en barco.


Teleférico de Nha Trang.


Llegando a una isla cercana a Nha Trang.


Casas construidas sobre los acantilados de la isla.


Barcas rudimentarias de los isleños.


Listos para hacer snorkel.


Comida a bordo del barco.

2 comentarios:

Ramon Moreno Fernandez dijo...

Hola, nos ha gustado mucho vuestro blog y la gran variedad de sitios en los que habeis estado.

Tenemos un blog de viajes que te invito a conocer, aunque estamos empezando.

http://misviajesysensaciones.blogspot.com.es/

Hemos añadido tu blog a nuestra lista de blogs de viajes.

Un saludo

Telémaco dijo...

Hola Ramon. Muchas gracias. Le echaremos un vistazo. Saludos!