DUBAI (julio 2012)

Atardeciendo en la torre Burj Khalifa.


Dubai es la capital financiera de los Emiratos Árabes y la ciudad más liberal de la península Arábiga. El poderío de los petrodólares es fácil contemplarlo en su imponente skyline con cientos de rascacielos emergiendo desde la abrasadora arena del desierto, en sus lujosos centros comerciales o en los cientos de yates amarrados en el puerto deportivo.

Ese potencial económico también ha propiciado la llegada masiva de trabajadores occidentales y ha contribuido a crear un clima de tolerancia poco habitual en esta islámica región del planeta. Minifaldas, tirantes y shorts no llaman demasiado la atención en las calles y es posible tomarse una pinta de cerveza en alguno de sus modernos pubs o discotecas.

Dubai roza los dos millones de habitantes y es una ciudad muy extensa porque en su descontrolado crecimiento ha ido siguiendo la línea de costa a lo largo de casi 40 kilómetros. Hacia el interior, en cambio, apenas se ha extendido para evitar el calor extremo del desierto. Esa peculiar fisonomía hace que las distancias sean enormes y dificulta los desplazamientos a pie, especialmente en verano, cuando las temperaturas alcanzan los 50 grados. Por suerte, el moderno metro de Dubai recorre la ciudad de punta a punta con un fantástico aire acondicionado. El billete de un día con viajes ilimitados cuesta 18 dirhams (4 euros).


El metro elevado de Dubai.


Moderna estación de metro.


La ciudad vieja de Dubai, o lo poco que queda de ella, se levanta en el extremo norte a ambas orillas del Dubai Creek, un canal de agua salada del Golfo Pérsico, que antiguamente concentraba el tráfico marítimo del emirato. Hoy día siguen navegando por este canal pequeñas barcas de pescadores, los tradicionales dhows, y barcos turísticos.

En esta zona se pueden visitar varios mercados árabes como el Zoco de las Especias, una pequeña aproximación al Dubai anterior al descubrimiento del petróleo en los años 60. Este colorido mercado cubierto se encuentra en la ribera derecha del Dubai Creek, conocida como Deira. Aquí también está el Zoco del Oro, repleto de joyerías, pero menos tradicional. En la otra orilla del Dubai Creek, llamada Bur Dubai, también se pueden visitar varios zocos y obtener buenas panorámicas del barrio de Deira.

No muy lejos de la ciudad vieja se encuentra la gran Mezquita de Jumeirah, la más importante de Dubai. Fue construida en 1998 cerca del mar y destaca por su blanca fachada de piedra blanca y por sus dos esbeltos minaretes. Es la única mezquita que pueden visitar los no musulmanes, siempre que vistan apropiadamente.


El barrio de Deira, al otro lado del Dubai Creek.


Edificios junto al Dubai Creek.


Barca repleta de gente navegando por el Dubai Creek.


Zoco tradicional en el barrio de Deira.


Chilabas y vestidos, en un zoco de Deira.


Un callejón con tiendas, en Deira.


Un minarete se alza al fondo de la calle.


Paseando por el barrio viejo de Bur Dubai.


Una clásica familia árabe.


Las paradas de autobús también tienen aire acondicionado.


El minarete de la Gran Mezquita, a la derecha del Dubai Creek.


Pero el gran icono de Dubai es la torre Burj Khalifa, el rascacielos más alto del mundo con 828 metros de altura. Sobran las palabras. Es impresionante. Hay que torcer mucho el cuello para poder ver el extremo de esta faraónica obra que ha dejado pequeños a todos los edificios del planeta. La torre tiene 185 pisos, pero solo se puede subir hasta la planta 124. Aún así es el mirador más elevado del mundo, a 442 metros del suelo. La entrada cuesta 100 dirhams (21 euros). Durante los meses más frescos (noviembre-abril) es importante comprar la entrada con antelación por internet porque están limitadas y suelen agotarse. Otra opción es desangrar el bolsillo comprando la entrada VIP de 400 dirhams (87 euros) que te permite subir al momento sin hacer colas.

La torre Burj Khalifa se encuentra en el Downtown de Dubai, un moderno barrio de rascacielos construido alrededor de un gran lago artificial. Por las noches, las fuentes del lago (Dubai Fountain) ofrecen un bonito espectáculo de luz y sonido disparando enormes chorros de agua hasta 150 metros de altura. Es la fuente de agua más alta del mundo. Junto al lago también está el Dubai Mall, el mayor centro comercial del planeta, que, además de ofrecer 1.200 tiendas, cuenta con un enorme acuario marino y una pista de patinaje.


Torre Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo.


Panorámica de Dubai desde el mirador de la Burj Khalifa.


La misma panorámica al atardecer.


Así son los 'bajos' de la torre Burj Khalifa, por la noche.


El otro gran centro comercial de Dubai es el Mall of the Emirates, al que se puede acceder directamente desde el metro elevado. Este paraíso consumista cuenta con la mayor estación de esquí cubierta del mundo. Cuesta imaginar la de vatios que se consumirán para mantener esta enorme estación a -2ºC, cuando en el exterior el termómetro marca 50 ºC.

No muy lejos del Mall of the Emirates se erige el hotel Burj al Arab, el más lujoso del mundo con siete estrellas (no hay que olvidar que en Dubai todo es lo más de lo más). Junto al hotel se extiende la playa de Jumeirah, agradable siempre que no sean los meses de verano. Dando un paseo desde la playa se puede llegar al zoco Madinat Jumeirah, impoluto, lujoso y con agradables restaurantes alrededor de un pequeño lago.


Hotel Burj al Arab.


Playa de Jumeirah.


Desafiando al sol en la playa de Jumeirah.


Surfistas junto a una mezquita.


La silueta del hotel Burj al Arab, visible desde el zoco Madinat Jumeirah.


Otro lugar destacado de Dubai es The Palm, una gran isla artificial con forma de palmera repleta de lujosas residencias, hoteles y tiendas prohibitivas. En realidad, existen dos islas con forma de palmera en Dubai y está proyectada una tercera, pero la más conocida es la Jumeirah Palm, que en su extremo luce otro exclusivo hotel, el Atlantis The Palm, con habitaciones bajo el mar y un magnífico parque acuático. Hay un monorraíl elevado que recorre esta isla y que en un futuro próximo conectará con la red de metro.

A pocos kilómetros de la costa emergen otro grupo de islas artificiales conocidas como Dubai World. Tiene forma de mapamundi, pero la crisis económica ha frenado su desarrollo urbanístico y la mayoría de islas siguen deshabitadas. Tiempo al tiempo.

En el extremo sur de la ciudad encontramos la Dubai Marina, otro moderno distrito de rascacielos alrededor del puerto deportivo, donde los millonarios suelen aparcar sus yates. Es un buen lugar para cenar o tomar algo al anochecer, porque alrededor del puerto hay montones de bares y restaurantes con terrazas.


Hotel Atlantis The Palm.


Los rascacielos de la Dubai Marina parecen un espejismo desde la isla The Palm.


El impresionante skyline de la Marina de Dubai.


Los inmigrantes que trabajan en la construcción, la otra cara de Dubai.


Yates en el puerto deportivo de la Dubai Marina.


¿Cómo llegar?
El aeropuerto internacional de Dubai es uno de los más grandes del mundo y una escala habitual para los vuelos entre Europa y Asia. En el buscador de vuelos de Skyscanner se pueden encontrar billetes baratos desde el aeropuerto de Madrid Barajas o Barcelona El Prat.

El metro de Dubai llega hasta la terminal y los taxis cuestan 1,6 dirhams (0,35 euros) por kilómetro. A eso hay que sumar bajada de bandera, plus nocturno y plus por recogida en el aeropuerto. A nosotros un taxi nocturno hasta la zona de Bur Dubai nos costó 50 dirhams (10 euros). El visado para entrar en Dubai es gratuito y te lo hacen al momento en el aeropuerto.

¿Dónde alojarse?
Es importante alojarse cerca de una estación de metro porque resulta indispensable para moverse por la ciudad. Las tres mejores zonas para dormir son la ciudad vieja (Bur Dubai o Deira), el Downtown (Burj Khalifa) o la Dubai Marina. Nosotros nos alojamos en el Panorama Grand Hotel, en el barrio viejo de Bur Dubai. La doble con desayuno nos costó 116 dirhams (25 euros). Había mucho ruido por las noches y un cuarto de hora caminando hasta el metro. En esta zona hay muchos hoteles económicos, así que seguro que se podrán encontrar mejores opciones.

Clima
Sobra decir que Dubai está en pleno de desierto de Arabia y que hace mucho calor, pero una cosa es sudar y otra abrasarte por el sol. Nosotros estuvimos en mayo y las temperaturas, aunque altas (rozando los 40), se podían soportar más o menos bien. Volvimos a Dubai en julio y la sensación térmica era como la de estar dentro de un horno a 50 grados. Si se tiene la intención de caminar por la calle recomendamos encarecidamente evitar los meses de julio y agosto.




Los rezos musulmanes

15 comentarios:

Bleid dijo...

preciosas imagenes
debe ser un lugar fascinante y de la frma en que se ha creado , debe haber mucho contraste no?
genial entrada

Telémaco dijo...

Hola Bleid. Una ciudad impresionante porque todo lo han construido a lo grande, pero te recomiendo evitar visitarla en verano. El calor es mortal. Un abrazo!!

M. Teresa dijo...

Siempre me han atraído esos lugares de grandes contrastes. Debe ser una pasada!

Un saludo

Telémaco dijo...

Hola M. Teresa. Los contrastes en Dubai son enormes. Es increible lo que se puede llegar a construir en medio del desierto cuando te sobre la pasta!! Saludos!

Paco Piniella dijo...

Como Sevilla en Agosto más o menos, jajajaja
Tiene buena pinta, al menos para utilizarlo de paso para algún destino asiático.
Saludos viajeros

Telémaco dijo...

Más o menos por ahí debe de andar la cosa, jaja! Si haces escala en Dubai, te recomiendo quedarte un día para ver la ciudad, merece la pena. Saludos!!

Jordi Bermejo Gómez dijo...

Una pregunta ¿Todo en Dubai es extremo de caro?, me explico, por ejemplo ¿existen los zocos clasicos tipo como el gran bazar de Estambul, donde hay imitaciones de ropa, dulces tipicos y bolsos? ya me entiendes, o todo son tiendas Channel y cia.

Telémaco dijo...

Hola Jordi. En Dubai no todo es lujo y precios desorbitados. También tiene su zona antigua con zocos y ropa de imitación, aunque no tan pintoresco como el gran bazar de Estambul! Saludos.

Milfy dijo...

hola me dedico a terminaciones finas como marmoles y dorados con orofino y se que estan buscando artistas.Saben a donde me puedo dirigir???
gracias
agustina

Anónimo dijo...

La tarjeta de metro ilimitado es un ticket turístico de un día o de 10 viajes recargable o la famosa tarjeta roja (Nol Red). Gracias

Ville dijo...

Hola, Vamos a hacer una escala en Dubai, llegaremos a las 23.00 y cogemos el vuelo a las 14.00. Nos dará tiempo a ver algo que dices? dónde nos recomiendas alojarnos?

Muchas gracias

Telémaco dijo...

Hola Ville. La verdad es que no tenéis demasiado tiempo, pero si madrugáis un poco sí os dará tiempo a ver algo por la mañana. Yo cogería el hotel cerca de la torre Burj Khalifa, que es el rascacielos más espectacular y si solo podéis ver una cosa debería de ser esta. También intentad que esté cerca del metro para ir al aeropuerto. Saludos!

Ville dijo...

Muchísimas gracias por tu comentario. Haremos eso!

Sil dijo...

Muy buenas todas tus recomendaciones , pra los que estamos planificando ir, cuantos dias nos recomendas para conocer lo mas lindo o importante.
Gracias

Telémaco dijo...

Hola Sil, muchas gracias. Con un par de días tienes suficiente para ver lo más importante: la zona del Burj Khalifa, el downtown de la Marina, la ciudad antigua y las playas. Saludos.