San Antonio-El Paso (Texas)

Los casi 1.000 km de desierto que separan San Antonio de El Paso se hacen largos y para no darnos un palizón, decidimos hacer noche en un motel de carretera a unos 200 km de El Paso. No quedaba mucho para llegar, pero llevábamos todo el día conduciendo y estábamos cansados. Además, estábamos hartos de la autopista interestatal y decidimos que al día siguiente llegaríamos a El Paso por una carretera secundaria para ver mejor el paisaje desértico. El motel estaba en el pueblo de Van Horn.

A la mañana siguiente dejamos la autopista y subimos al norte por la carretera 54 que llega hasta los montes de Guadalupe, con picos de más de 2.500 m., cruzando la denominada llanura del Diablo. El paisaje es espectacular. Ni un alma por la carretera. Sólo algún cáctus. Es realmente el culo del mundo. Antes de adentrarse por carreteras secundarias hay que llenar bien el depósito de gasolina por si acaso y es que fuera de la interestatal las gasolineras escasean. Después de muchas paradas en medio de la nada llegamos a El Paso.


La interestatal 10 atraviesa el desierto texano.


Una gasolinera con su bandera de rigor.


Puro desierto texano.


Un paisaje desolador.


Vacas pastando en la estepa texana.


Un cactus, el rey del desierto.

No hay comentarios: