Nueva Orleans (Louissiana)

Estuvimos en Nueva Orleans justo un mes antes de que fuera arrasada por el huracán Katrina. Sin duda las imágenes de la ciudad derruida que todos vimos por la tele contrastan con la alegría que vivía esta urbe sólo unos meses antes.

La ciudad de Nueva Orleans tiene fama de ser una de las más permisivas de Estados Unidos con el alcohol y el tabaco, lo que hace que mucha gente venga de juerga a su Barrio Francés. Esta zona céntrica está formada por callejuelas repletas de pubs con música en directo, tiendas de disfraces, de vudú, restaurantes, gente bebiendo en la calle... una ambiente que no descansa ni de día ni de noche. Su carnaval, el Mardi Grass, es famoso en todo Estados Unidos.

Pero el Barrio Francés tiene mucho más que juerga. Sus calles están formadas por edificios coloniales de madera y hierro forjado con unos magníficos porches y balcones. Músicos y pintores inundan sus calles. Fuera de esta zona se puede navegar en un vapor por el río Mississippi o visitar en uno de sus históricos tranvías las zonas residenciales de mansiones coloniales.

En Nueva Orleans nos alojamos en una de estas casas coloniales, con jardín y piscina, muy cerca del Barrio Francés. Fue uno de los mejores sitios en los que estuvimos y la casa la gestionaba un chico joven que preparaba el desayuno por las mañanas.

La gastronomía de Nueva Orleans también vale la pena probarla. En sus miles de tabernas sirven comida Cajún, típica de la zona, con frijoles, arroz y todo ligeramente picante. La cerveza de barril está bien de precio y es buena.


Carros de caballos cruzan el Barrio Francés.


Otra calle del French Quarter.


Preciosos balcones de forja.


Así se tunea un coche.


Fachadas de madera.


Tienda de artículos para practicar vudú.


Hay muchos músicos por las calles Nueva Orleans. En jazz nació aquí.


Típicas casas residenciales de Nueva Orleans.


El cementerio de la peli Easy Rider.


El Mississippi a su paso por Nueva Orleans.


Parece que Tom Sawyer todavía viaja en este vapor.


Un tranvía de época recorre el downtown de la ciudad.


Nuestra habitación en una casa colonial. Preciosa y con piscina.

No hay comentarios: