Cahuita


Desde Puerto Viejo hicimos una excursión al parque nacional de Cahuita, situado a solo 15 kilómetros. Los autobuses salen con bastante frecuencia (720 colones) y tardan media hora en llegar a Cahuita, un pueblo mucho más pequeño que Puerto Viejo y también algo escaso de atractivos.


Estación de autobuses de Cahuita.


Calle principal de Cahuita.


Otra calle de Cahuita.


Tienda de comestibles en Cahuita.


Ambiente en el bar Coco's.


La entrada al parque nacional se encuentra en uno de los extremos del pueblo y es gratuita, solo hay que hacer un donativo a voluntad del consumidor. Si se accede por la entrada situada en el otro extremo del parque, en la carretera entre Puerto Viejo y Cahuita, habrá que pagar 10 dólares, así que merece la pena entrar por el pueblo.

Muchos turistas acceden por la entrada de Cahuita y salen por la otra, donde también paran los autobuses para regresar a Puerto Viejo. El recorrido completo entre ambos accesos es de unos 10 kilómetros.

El sendero que recorre el parque nacional de Cahuita va siguiendo la costa a través de preciosas playas de arena blanca, ideales para darse un chapuzón de vez en cuando. Algunos tramos se adentran un poco hacia el interior del bosque tropical, donde se puede contemplar la variada fauna del parque. Es fácil ver monos capuchinos y perezosos por el camino. También vimos una serpiente oropel, muy venenosa, enroscada en la rama de un árbol.

Punta Cahuita se encuentra en el extremo de una pequeña península que se adentra en el mar y es un buen lugar para bañarse. Aquí suelen llegar barqueros que ofrecen la posibilidad de practicar snorkel en el cercano arrecife de coral.

Merece la pena llevarse comida y agua para pasar el día completo en el parque disfrutando de sus fantásticas playas y gran variedad de animales.


Entrada al parque nacional de Cahuita.


Playa de Cahuita.


El sendero que atraviesa el parque.


Una rana dardo venenosa.


Otra playa del parque nacional de Cahuita.


El sendero discurre paralelo a la playa.


Un pequeño riachuelo atraviesa el parque.


Magnífico ejemplar de basilisco.


También se puede caminar por la costa de Cahuita.


Explorando los rincones del parque nacional.


Otra estampa del parque.


Regresamos al sendero principal.


Ardilla.


Paseando por el parque nacional de Cahuita.


Los cocoteros se adentran en el mar.


Paradisíaca imagen en el parque nacional de Cahuita.


Otra playa del parque.


Arena blanca en el parque de Cahuita.


Playas de Cahuita.


Cabo rocoso cerca de Punta Cahuita.


Punta Cahuita.


Una barca llega a Punta Cahuita.


Continuamos por los senderos del parque nacional.


Perezoso.



VÍDEO: Un perezoso en movimiento.


Paraíso tropical.


Más playas de Cahuita.


Barquero descansando junto a su barca.


Un frondoso sendero.


Mono capuchino en el tronco de una palmera.


Mono capuchino curioseando un poco.

2 comentarios:

GranPumuki dijo...

El parque nacional es precioso y a cantidad de fauna que se puede observar es increíble. Sacar buenas fotos como estas ya no es tan fácil. Gracias por este precioso recorrido por P.N. Cahuita y los buenos recuerdos que me ha traído. Me gustó mucho también el ambiente de los pueblos de la zona, Cahuita y Puerto Viejo.

Saludos
GranPumuki

Telémaco dijo...

Hola GranPumuki. Sí, es un lugar fabuloso para disfrutar de la playa y de los animales. Y el ambiente caribeño de Cahuita y Puerto Viejo te atrapa rápido. Saludos!