Santorini

Aterrizamos en Atenas después de comer en un vuelo chárter de Pullmantur y desde allí nos trasladaron en autobús hasta el puerto de El Pireo para embarcar en el buque Zenith, con el que iniciamos el crucero por el mar Egeo.

El proceso de embarque es un pelín lento porque estos enormes transatlánticos tienen capacidad para más de 3.000 personas. Aún así, las navieras lo tienen todo bastante bien organizado para evitar demoras innecesarias.

Una vez a bordo, nos instalamos en nuestro camarote y empezamos a disfrutar de la piscina y de la barra libre del barco, que zarpó al atardecer. Después de toda una noche de navegación llegamos, por la mañana, a la preciosa isla de Santorini.


Puerto de El Pireo.


Santorini es una pequeña isla de origen volcánico que a punto estuvo de quedar sepultada por las aguas del Egeo hace 4.000 años debido a una enorme erupción, que le dio su característica forma de croissant. En el interior de ese croissant y sumergido bajo el mar se encuentra el cráter de un enorme volcán todavía en activo. La última erupción data de 1950.




La abrupta isla de Santorini no cuenta con un puerto adecuado para recibir transatlánticos y los cruceros se quedan anclados a unas millas de la costa. El desembarco se realiza en pequeñas lanchas.

Al pisar tierra se puede coger un teleférico (4 euros) para llegar a Fira, la capital de la isla, situada sobre un acantilado a más de 300 metros de altitud. También se puede alquilar un burro para subir la empinada cuesta que lleva hasta el pueblo, con 588 escalones de por medio.

Fira es una pequeña ciudad de 15.000 habitantes, que puede triplicar su población cuando se juntan unos cuentos cruceros. Sus estrechas callejuelas de blancas fachadas están repletas de tiendas, restaurantes y bares con terrazas, todas con unas vistas espectaculares sobre el Egeo.

Más tranquilo es el pueblo de Oia, situado en un extremo de la isla y uno de los mejores lugares del Mediterráneo para contemplar el atardecer. El blanco se impone en todas sus fachadas y solo las cúpulas azules de las iglesias rompen con esa homogeneidad. Todas sus empedradas calles tienen pendiente. Los autobuses de Fira a Oia cuestan 1,6 euros y tardan 15 minutos.

De regreso a Fira acabamos de recorrer sus calles y saboreamos una cerveza en una de sus fantásticas terrazas panorámicas. Para regresar al puerto vale la pena prescindir del teleférico y descender a pie la cuesta de los burros a pesar del sol abrasador.


Santorini, una joya del Mediterráneo.


El pueblo de Oia se levanta en la falda de un barranco.


La clásica imagen de Santorini, en Oia.


Paseando por las calles de Oia.


Las callejuelas de Oia son un laberinto.


Campanario sobre las aguas del Egeo.


Otra vista de Oia.


Una empinada cuesta desciende hasta el mar.


Calle comercial de Oia.


La iglesia más grande de Oia.


El abrupto paisaje de Santorini.


Otra panorámica de la isla.


Fira, la capital de Santorini.


Ropa tendida en una calle de Fira.


Coloridas macetas, en Fira.


Turistas negociando el alquiler de un burro.


La cuesta de los burros.


Teleférico y burro, las dos formas de subir hasta Fira.


Burro saludando a la cámara.


Los cruceros, anclados frente a la costa de Santorini.

9 comentarios:

Beltran dijo...

Que lugar tan bonito!!!
Llevo días pensando que tengo que visitar Grecia, al leer tu entrada me he animado un poco más :) Saludos

Telémaco dijo...

Hola Beltran. Santorini es una isla preciosa, con muchos turistas, pero aún así muy chula. El azul del mar es impresionante y el agua cristalina. Y la cocina griega deliciosa!! Saludos.

Beltran dijo...

Recomiendas hacerlo en crucero? estábamos dudando cuando vayamos a Grecia si hacer ruta por nuestra cuenta o una mezcla de crucero y ruta... Saludos :)

Telémaco dijo...

Hola Beltran. Nosotros éramos un poco reticentes al crucero, pero fuimos por invitación y la verdad es que nos gustó la experiencia. Eso sí, tienes que tomártelo como un viaje de relax para disfrutar del crucero y del barco más que para visitar lugares. Si tienes muchos días, quizás la mezcla crucero-ruta sea una buena idea. Saludos!

Beltran dijo...

Muchas gracias :) Quizás nos decantemos por una mezcla de crucero - ruta cuando vayamos!!
Un abrazo!
Meritxell

Paco Piniella dijo...

Creo que es la isla más bonita del mundo, especialmente cuando se van los cruceristas que lo invaden todo, jajajajaja
Saludos viajeros

Anónimo dijo...

Hola Paco. Desde luego!!! La llegada de los cruceristas es una invasion de Santorini en toda regla, ja,ja. Saludos desde Vietnam! Telemaco.

Katiana Marí dijo...

Disfruto mucho leyendo vuestro blog, hace tiempo que no entraba y veo que acabáis de hacer un crucero por las islas griegas y Turquía. El año pasado también hice un viaje parecido pero sin crucero. Es una pena porque la percepción de las islas griegas cambia totalmente pero aún así con vuestra especial sensibilidad habéis captado esa luminosa belleza mediterranea. Enhorabuena por vuestro magnífico blog.

Telémaco dijo...

Muchas gracias Katiana. La verdad es que la luz del Egeo es maravillosa!! Saludos.