Chiang Mai

Chiang Mai es la capital del norte de Tailandia y la segunda ciudad más poblada del país con aproximadamente un cuarto de millón de habitantes. Sus calles están repletas de modernos bares y restaurantes de diseño, que conviven con viejos puestos de comida y mercados callejeros. La oferta es interminable.

El centro histórico está rodeado por un foso de agua que dibuja un cuadrado perfecto. En su interior se encuentran la mayoría de templos importantes como el Wat Phra Singh o el Wat Chedi Luang. Se pueden recorrer fácilmente caminando.

Fuera del foso, atravesando la puerta de la ciudad Pratu Tha Phae, se extiende la calle Tha Phae, que llega hasta el río Nam Ping. De camino se pueden visitar sus numerosas tiendas de artesanía y el bazar nocturno, que se monta a diario al atardecer. En los alrededores del bazar nocturno hay muchos restaurantes y bares con terraza repletos de turistas.

Al otro lado del río hay buenas opciones para cenar en modernos restaurantes con vistas panorámicas de las aguas del Nam Ping. Algunos tienen música en directo como el Riverside, aunque no son baratos.

También merece la pena quedarse un domingo en Chiang Mai para ver su mercado dominical, el Sunday Market, que se monta en la calle Ratchadamnoen y alrededores. Hay centenares de puestos donde se vende prácticamente de todo al ritmo de músicos y artistas callejeros.

Para recorrer los alrededores de Chiang Mai alquilamos una moto de 125cc por 300 bahts (6 euros) el día completo. Con ella se pueden ascender los casi 20km de puerto de montaña que llevan hasta el monasterio Doi Suthep, uno de los templos más sagrados de Tailandia.

En su interior se ve a los fieles poniendo velas o recibiendo la bendición de los monjes. Desde el monasterio se obtienen buenas panorámicas de Chiang Mai en los días claros. De camino al Doi Suthep hay varios miradores y unas cascadas, Nam Tok Monthathon, a las que también se puede llegar en moto.

Con ella también nos acercamos al Tiger Kingdom, o reino del tigre, un centro que vela por la supervivencia del tigre de bengala y donde habitan decenas de felinos. Pagando la correspondiente entrada, unos 6-7 euros, puedes acariciar a los tigres y hacerte fotos con ellos. Para verlos desde la terraza de un bar no hace falta pagar.

En Chiang Mai nos alojamos en la Awana House, muy bien situada junto a la puerta de la ciudad vieja Pratu Tha Phae. La doble con baño y aire acondicionado nos costó 800 bahts (16 euros). Tiene una minúscula piscina.


El Wat Phra Singh se levanta al fondo de la calle.


Ruinas de la impresionante chedi del Wat Chedi Luang.


Jóvenes monjes con sus vistosas túnicas naranjas.


Otro monje saboreando un refresco.


Calle del centro de Chiang Mai.


Conductor de tuk-tuk echando la siesta.


Calle Ratchadamnoen, la más comercial de la ciudad vieja.


El Sunday Market de Chiang Mai.


Artistas callejeros en el Sunday Market.


Jovencísimas bailarinas en la calle.


Hora punta en el mercado dominical.


Puestos de comida en la calle.


Otra calle céntrica de la ciudad.


Las imágenes de los reyes de Tailandia están por todos lados.


Interminable escalinata hacia el Doi Suthep.


Uno de los templos del Doi Suthep.


Tocando las campanas del monasterio.


La chedi principal del Doi Suthep estaba cubierta de andamios.


Fieles orando en el Doi Suthep.


Recibiendo la bendición del monje en forma de pulsera.


Detalle de unas orquídeas.


Panorámica de Chiang Mai desde el Doi Suthep.


Cascada Nam Tok Monthathon.


Magnífico tigre de bengala en el Tiger Kingdom.


Otro lindo gatito.


Y aquí reposando un poquito.


Bazar nocturno de Chiang Mai.


Estación de autobuses de Chiang Mai.

No hay comentarios: