BUENOS AIRES (agosto 2008)

Al regresar de nuestro viaje por Chile, Bolivia y Perú teníamos una escala prevista en Buenos Aires de un par de horas, pero Aerolíneas Argentinas nos retrasó el vuelo nada más y nada menos que 14 horas!! y las aprovechamos para hacer una visita relámpago a la capital argentina.

Poco se puede ver en tan poco tiempo en una de las ciudades más bonitas de Suramérica, pero nuestra primera toma de contacto fue provechosa y seguro que volveremos con más calma. Un día en Buenos Aires es suficiente para enamorarte de ella.

Para ir del aeropuerto de Ezeiza al centro reservamos con una de las compañías de taxis que hay fuera de las terminales. Es importante acercarse a la terminal de salidas donde los precios son bastante más económicos que en la terminal de llegadas internacionales. Nos dejó en el obelisco de la gigantesca avenida 9 de julio en algo menos de una hora.

Vimos un poco la zona centro y nos fuimos en taxi al cementerio de la Recoleta, donde está enterrada Evita Perón entre otras personalidades. Es una necrópolis antigua e interesante. De allí nos dirigimos en otro taxi al barrio de Boca, seguramente el más encantador de Buenos Aires.

Casas de colores chillones, pintores en la calle, terracitas en los bares, parejas bailando tango... un barrio precioso junto a los antiguos muelles del puerto ideal para pasear con calma y tomarse una Quilmes. Aquí está también La Bombonera, el estadio de Boca, que se puede visitar. Las imágenes de Maradona están por todos lados.

Después de Boca regresamos en taxi al centro para recorrer el barrio de San Telmo, otro de los más característicos de la ciudad. Calles adoquinadas y bonitas plazoletas repletas de bares y restaurantes. Por aquí nos comimos un asado argentino regado con vino de Mendoza. COJONUDO!!! Y bastante barato, por cierto.

Después de comer seguimos paseando por San Telmo hasta la plaza de Mayo, donde se encuentra la Casa Rosada, sede del gobierno. Pateamos un poco más por el centro hasta que nos vino a buscar al obelisco el mismo taxi que habíamos cogido por la mañana. Ahí van unas fotos de nuestro día en Buenos Aires.



Obelisco de la avenida 9 de julio.


Otra vista del obelisco, de casi 70 metros de altura.



Esta es su enorme base.



Argentina acababa de ganar el oro en los Juegos de Pekín.



Coches y motos en un semáforo de la avenida Corrientes.



Amplias y largas avenidas cruzan el centro de Buenos Aires.



La concurrida calle Florida, una de la más comercial de la ciudad.



Cementerio de la Recoleta.



La tumba de Eva Perón.



Grafitis en el barrio de Boca.




Coloridas casas en La Boca.



Bonita fachada.



Tango en las calles de Boca.



Muchas terrazas para tomar una cervecita.



Pintores en la calle conocida como El Caminito.



Más casitas de colores llamativos.



El Caminito.



En los balcones de Boca hay muchas figuras como éstas.



Pintor callejero en Boca.



El estadio de La Bombonera, al fondo.



Aquí juega Boca Júniors y las Barras Bravas no paran de cantar.



Mural de Boca Júniors en una desconchada pared.



Casita con los colores de Boca Júniors.



Los muelles de La Boca.



Zona financiera de Buenos Aires.



La Torre de los Ingleses, curiosamente frente al memorial de la Guerra de las Malvinas.



Calle de San Telmo.



Adoquines en las calles de San Telmo.



Un florido balcón de San Telmo.



La bonita plaza Dorrego, en San Telmo.



Parrilla argentina, ¡deliciosa!



Plaza de Mayo.



La Casa Rosada.



La neoclásica catedral metropolitana de Buenos Aires.



Quilmes, la cerveza nacional de Argentina.

1 comentario:

Maria dijo...

ARGENTINA A MITAD DE PRECIO... El peso argentino se ha devaluado por lo tanto casi todo esta a costo mucho pero mucho mas accesible. Las calles estan mas ordenadas y prolijas y un clima de renovacion gracias al cambio democratico de gobierno. Los espacios verdes se han emprolijado y todo luce mucho mas divertido y arreglado. Es una oportunidad para aprovechar no solo Buenos Aires sino tambien el interior del pais