Tartu (Estonia)


Después de Cesis continuamos rumbo hacia Tartu, en Estonia. Pasamos por Valmiera y por Valga, éste último un pueblo fronterizo dividido entre Letonia y Estonia.

Tartu es la segunda ciudad más grande de Estonia y el mayor centro universitario del país. Es un lugar animado y sus parques están repletos de jóvenes estudiantes haciendo botellón. En verano, cuando los estudiantes se marchan, se transforma en una ciudad tranquila y relajada.

Su centro histórico tiene varias calles peatonales con muchos restaurantes y terrazas para tomar una buena cerveza. El lugar más famoso es la plaza del Ayuntamiento, un bonito edificio del siglo XVIII. La plaza está decorada con una estatua de dos estudiantes besándose bajo un paraguas.

Detrás del Ayuntamiento se levanta la colina Toomenägi, un agradable parque donde se encuentra la catedral, algunas facultades y bellos miradores para contemplar la ciudad.

En Tartu también fue un problema encontrar alojamiento en el centro porque los hoteles estaban completos, eran muy caros o ya no admitían huéspedes porque era tarde (las 20.00 h.) y la recepción estaba cerrada.

Al final nos quedamos en el hotel Aleksandri por 60 euros la habitación doble sin desayuno, cosa que hasta ahora siempre había estado incluido. Otra clavada, pero la habitación era de lujo y tenía párking gratis. Para ir al centro sólo hay que seguir la calle Aleksandri hasta el final, un kilómetro más o menos. Además, se puede hacer en coche y aparcarlo gratis justo a la entrada de la ciudad vieja.


Casa de campesinos estonios.


Iglesia de San Juan, en Tartu.


Ayuntamiento de Tartu.


La fuente con la estatua de los estudiantes enamorados.


Calle Rüütli, con muchas terrazas.


Mural en la pared de una casa.


La plaza del Ayuntamiento.


Un edificio de estilo soviético rompiendo la armonía del centro histórico.


Simpática escultura en la calle.


El Ayuntamiento se ilumina por la noche.

No hay comentarios: