Pushkar

De camino hacia Udaipur hicimos una parada en la ciudad sagrada de Pushkar. Es una escala que merece la pena. La villa rodea un lago sagrado donde los peregrinos acuden a bañarse y a realizar ofrendas florales. Es uno de los grandes centros de peregrinaje para los hindúes. Nada más llegar, aparecen un par de listos dándote flores y pidiéndote dinero por ellas bajo la amenaza de que es un lugar sagrado y hay que ofrecer flores al lago obligatoriamente. También hay que descalzarse para recorrer su orilla y llevar las zapatillas en la mano.


Mujeres ataviadas con el sari, junto al lago.


Hombres descansando en cuclillas, su postura más típica para relajarse.


Cisnes en el lago sagrado de Pushkar.


Un camello empleado en la construcción.


Las casas se reflejan en el lago.

No hay comentarios: