Dardanelos y Estambul

Antes de llegar a Estambul, la penúltima etapa del crucero, atravesamos el espectacular estrecho de los Dardanelos, que separa Asia Menor del continente europeo. Con solo 1,4 kilómetros de amplitud en su punto más angosto, esta estrecha franja de mar ha sido históricamente un lugar estratégico que ha protegido de las conquistas extranjeras a la antigua capital de los imperios Otomano y Bizantino. Los griegos lo llamaron Helesponto y también lo aprovecharon como barrera defensiva ante la amenaza del imperio Persa.

A lo largo de la historia se han ido construyendo enormes fortalezas a ambos lados del estrecho para defender este paso de la invasión de flotas enemigas. Hoy día todavía se pueden apreciar muchos de esos viejos baluartes a ambas orillas de los Dardanelos.

El estrecho empieza en la Península de Galípoli, escenario de grandes batallas desde tiempos remotos. Fue también uno de los frentes más cruentos de la Primera Guerra Mundial, ya que entre sus plácidos pinares lucharon los ejércitos aliados contra los otomanos. Muchos monumentos y memoriales recuerdan a los caídos en aquella contienda.


Memorial de guerra turco, en la Península de Galípoli.


Otro recuerdo a los militares turcos, en Galípoli.


Enormes petroleros cruzan a diario los Dardanelos.


Fortaleza defensiva en una orilla de los Dardanelos.


Pequeñas patrulleras guían a nuestro barco durante el cruce de los Dardanelos.


Entrando en el mar de Mármara.


Una vez superado el estrecho de los Dardanelos, el barco se adentró en el mar de Mármara hasta alcanzar el puerto de Estambul. Visitar la antigua Constantinopla en una escala de crucero de un día es totalmente imposible, ya que esta ciudad merece, al menos, tres noches para disfrutar de todo su encanto.

Afortunadamente ya habíamos visitado Estambul en un anterior viaje a Turquía, así que esta vez nos limitamos a pasear por el centro histórico sin prisas. Recorrimos las callejuelas de Sultanahmet, entramos en la imponente Santa Sofía, nos perdimos por el Gran Bazar y saboreamos una Efes Pilsen en el Puente de Gálata.

En el post de nuestro primer viaje a TURQUÍA 2007 se puede encontrar más información y fotografías sobre Estambul.


Un ferry cruza a la parte asiática de Estambul.


Mezquita Yeni Camii.


Los fieles se lavan antes de entrar a la mezquita.


Torre de Gálata.


Con sus cuatro esposas, en el palacio Topkapi.


Leyendo un libro en la calle.


Mogollón de gente en las callejuelas de Sultanahmet.


Paseando por el Gran Bazar.


Una esquina del Gran Bazar.


Gaviotas alrededor de uno de los barcos que recorren el Bósforo.

12 comentarios:

MTTJ dijo...

Realmente Estambul es una ciudad para recorrerla sin prisas, pasear por sus bazares o contemplar imágenes como la que nos muestras en la última foto que me parece preciosa.

Un saludo

M.Teresa

Telémaco dijo...

Hola M. Teresa. Es cierto, Estambul es una ciudad preciosa que pide recorrerla con calma. Nunca te cansarías de pasear por todos sus rincones. Saludos!

Bleid dijo...

tengo muchas ganas de perdermo por alli
la verdad es que parece un lugar maravilloso
abrazos

Bleid dijo...

tengo muchas ganas de perdermo por alli
la verdad es que parece un lugar maravilloso
abrazos

Telémaco dijo...

Hola Bleid. Merece la pena. Estambul es una de las ciudades más recomendables de Europa. Un abrazo!

carnet de manipulador de alimentos dijo...

pero me han dicho que es muy grande no? un poco difícil y de recorrer...

Un saludo!

Anónimo dijo...

Hola (carnet, etc...). Si, Estambul es enorme y visitarla en una escala de crucero es imposible. Al menos se necesitan tres dias. Pero es agradable para recorrerla caminando. Saludos desde Vietnam! Telemaco.

GabrielBZ dijo...

No en vano napoleon decia "Si la Tierra fuese un solo Estado, Estambul sería su capital". Con eso queda resalatada la magnificencia de este increíble ciudad. Una de las mas bellas del Mundo.

Telémaco dijo...

Hola GabrilBZ. Sin duda, Estambul está entre las más bellas del mundo! Saludos.

Anónimo dijo...

Pues lo siento. A mi no me gustó Estambul.

Leonardo Castro Balmaceda dijo...

Sin duda la hermosa ciudad de Estambul encanta tambien por su gente extremadamente amable. La conoci solo por 36 horas y navegue por el Bosforo en navecitas de paseo de dia y de noche con bailes y danzas durante el paseo nocturno. Hermosas las dos principales mezquitas

Telémaco dijo...

Hola Leonardo. Estambul es una de las ciudades más fascinantes de Europa, no hay duda. Y navegar por el Bósforo, impresionante! Saludos.