LONDRES


Londres es la ciudad europea más multicultural y una de las urbes más fascinantes del viejo continente. Una ciudad moderna, pero que nunca ha renunciado a su pasado y que ha sabido fusionar los edificios más vanguardistas con su rico patrimonio histórico. Ese cóctel de innovación y tradición visible en casi todas sus calles convierte a la capital británica en una ciudad única en el mundo.

Los atractivos de Londres son prácticamente infinitos y te puedes pasar días o, incluso, semanas recorriendo todos sus rincones sin cansarte. Eso sí, siempre que las libras resistan en tu bolsillo porque también es una de las ciudades más caras del mundo. En la web oficial de turismo de Londres www.visitlondon.com tienen información muy útil para visitar la ciudad. Nosotros hemos destacado algunos de los lugares que más nos fascinan de la capital del Támesis:

¿Dónde dormir? Londres es una ciudad cara y los precios de los hoteles céntricos se encargan de confirmarlo. Los barrios de Paddington-Bayswater o Earl's Court, no muy alejados del centro, son buenas zonas para alojarse. Otra opción muy a tener en cuenta es el alquiler de apartamentos. En la web de Oh-London se pueden encontrar buenas ofertas.

¿Cómo llegar? La capital británica ha inaugurado recientemente su sexto aeropuerto, Southend, que se une a los ya existentes de Heathrow, Gatwick, Stansted, Luton y City. Es fácil encontrar vuelos baratos en las numerosas aerolíneas de bajo coste que operan en ellos, principalmente Easyjet y Ryanair. Todos los aeropuertos están conectados con el centro de la ciudad por tren (rápido, pero caro) y bus (muy lento en horas punta de tráfico).

Museos. La mayoría son gratuitos. Destacamos cinco imprescindibles:
  • British Museum: Uno de los museos más importantes del mundo que abarca todos los campos del arte desde la prehistoria. Las salas de arte egipcio y los frisos del Partenón son algunas de sus joyas. La enorme cúpula interior del edificio también merece la visita.
  • Tate Modern: Una antigua central eléctrica transformada en un espectacular museo de arte contemporáneo. Su emplazamiento junto al Támesis es otro valor añadido.
  • Imperial War Museum: Incluso a los poco aficionados a la historia bélica les sorprenderá este lugar que permite viajar a una trinchera de la Primera Guerra Mundial o meterse en un búnker de la Segunda.
  • National Gallery: Una de las colecciones de pintura más prestigiosas del planeta. La pinacoteca más importante del Reino Unido.
  • Natural History Museum: Dinosaurios, fósiles, plantas y animales disecados se esconden en su interior.

Mercados. Camden Town es seguramente el mercadillo callejero más famoso del mundo. A pesar de la avalancha de turistas que lo visitan a diario, sigue conservando la estética ‘punk-alternativa’ de sus orígenes, allá por la década de los 70. Además de comprar y deleitarse con su extravagancia, merece la pena pasear por los canales cercanos, que llegan hasta Regent´s Park. Sus puestos de comida china y oriental son un buen lugar para alimentarse sin desangrar el bolsillo. El mercado de Portobello, en el barrio de Notting Hill, vende antigüedades y también es un lugar muy colorido, sobre todo en agosto, cuando el barrio celebra el carnaval más famoso de Inglaterra.


Un paseo. Recorrer el llamado South Bank, la ribera sur del Támesis, desde Westminster y el Big Ben hasta el Tower Bridge y la Torre de Londres. Se pasa por la gran noria del London Eye; la Tate Modern, con sus excelentes vistas de Londres y de la catedral de St. Paul's; el Globe Theatre de Shakespeare; el mercado de Borough y su ambiente de barrio; el moderno ayuntamiento...


El centro. Perderse por el Soho, Picadilly, Leicester Square y Covent Garden, el auténtico corazón de la capital británica, que nunca deja de bombear vida. Trafalgar Square y Oxford Street, la calle comercial más famosa de la ciudad, están a un paso.


Vida nocturna. El Soho y los alrededores de Leicester Square son un hervidero de gente por las noches con montones de bares, pubs y clubes de música electrónica. En el barrio de Brixton, en la zona sur de la capital, hay un ambiente más underground y alternativo.


El Londres moderno. Visitar la City en un día laborable por la mañana para ver el ajetreo de los ejecutivos. El nuevo distrito de negocios de Canary Wharf, en la Isle of Dogs, ofrece una buena muestra de arquitectura contemporánea.


Una escapada. Los parques y el aroma pesquero del barrio de Greenwich, el puerto marítimo de Londres. Las calles empedradas de su centro histórico y sus vetustos edificios son patrimonio de la humanidad.


Parques. Son otro icono de Londres, una ciudad que puede presumir como pocas de sus frondosos pulmones verdes. Destacamos Hyde Park, Regent's Park, St. Jame's Park y las maravillosas vistas de la ciudad desde Hampstead Heath.


El Big Ben se asoma entre dos autobuses londinenses.


Picadilly Circus.


Covent Garden.


Downing Street, la calle del primer ministro británico.


La gran noria del London Eye.


Vista del Támesis desde un puente.


La Tate Modern.


La catedral de St.Paul's, vista desde la Tate Modern.


Tower Bridge, el puente más famoso de la ciudad.


La Torre de Londres, antigua fortaleza medieval.


Los rascacielos de la City.


En el corazón de la City.


Zona empresarial de Canary Wharf.


Ejecutivos, con su sandwich en mano.


Panorámica de la City desde Canary Wharf.


Nubes sobre el Támesis.


Atardeciendo en una calle del Soho.


No podía faltar la lluvia en Londres.


Un taxi avanza bajo la lluvia.


La Somerset House.


Los almacenes Harrod's.


Pasillo del metro londinense.


Mucha animación en Camden Town.


Mercado de Camden Town.


Tiendas de Camden Town.


Seguimos paseando por Camden.


Puestos de comida oriental en el mercado de Camden.


Otra calle de Camden Town.


Los canales que llevan a Regent's Park, desde Camden Town.


Colorida calle de Notting Hill.


Máscaras en el mercado de Portobello.


Contraste entre lo nuevo y lo viejo, muy habitual en Londres.


Palacio de Buckingham.


Cambio de guardia en el Palacio de Buckingham.


Primer plano de la Guardia Real.


St. Jame's Park.


Interior del British Museum.

4 comentarios:

MTTJ dijo...

Aunque he estado varias veces en Londres, siempre descubro algo nuevo y siempre me quedan ganas de volver.

Nos has regalado un paseo perfecto con tus fotos.

Saludos

Telémaco dijo...

Hola MTTJ. Muchas gracias. La verdad es que Londres siempre ha sido una de nuestras debilidades. Una ciudad increíble. Un saludo!!

Bleid dijo...

completisimo
un trabajo genial
felicidades

Telémaco dijo...

Muchas gracias Bleid. Un abrazo!