Tsavo East (Tsavo Este)

Tsavo es el parque nacional más extenso de Kenia y debido a su gran magnitud ha sido divido en dos parques, el Oeste (Tsavo West) y el Este (Tsavo East), ambos separados por la carretera A109 que une Nairobi con Mombasa. Tras pasar una noche en Tsavo West nos levantamos temprano para continuar nuestro safari por la zona este del parque.


Para llegar a Tsavo East hay que cruzar la línea férrea que une Nairobi con Mombasa, el llamado tren lunático.


Puerta de acceso a Tsavo East.


En el Tsavo Este el paisaje es mucho más árido que en el Oeste y, quizás, menos sorprendente, pero también esconde bonitos rincones. Uno de ellos son las Cataratas de Lugards, aunque llamarlas cataratas sea una exageración. En realidad se trata de unos rápidos del río Galana que con el paso de los años han ido esculpiendo las rocas para abrirse paso en su camino hacia el mar.


Los rápidos de las Cataratas de Lugards.


El río ha esculpido un bonito cañón en la roca.


Nuestro guía Ibrahim trepando por las rocas.


El río Galana es la fuente de vida del parque de Tsavo East porque proporciona agua a todos sus animales. Recorriendo las riberas del río se ven elefantes, cebras, búfalos y muchas clases de antílopes echando un trago. También se divisa algún que otro hipopótamo disfrutando del agua.

En Tsavo East es fácil observar enormes termiteros de arena roja devorando pequeños arbustos y otros animales más escurridizos como los chacales o las mangostas.


Recorriendo los caminos de Tsavo East.


Impalas a la sombra de un árbol.


Un afluente del río Galana, seco.


Un grupo de elefantes merendando hojas.


Otro simpático elefante.


Nuestro guía Ibrahim con la furgoneta aparcada.


Un antílope de agua.


Paisaje árido en Tsavo East.


Elefantes disfrutando de un charco.


Una furgoneta de turistas se incendió en medio de Tsavo East.


Turistas contemplando el incendio.


Las termitas han levantado todo un castillo.


Una pareja de chacales se escapa entre la maleza.


Bonito paisaje de Tsavo East al atardecer.


Silueta de una familia de elefantes.


Los restos de una jirafa devorada.


Seguimos recorriendo las pistas de Tsavo East.


Un grupo de mangostas.


Impalas.


Una manada de búfalos en la pradera.


El sol se oculta tras las montañas de Tsavo East.


Nos alojamos en el Ndololo Lodge, bien situado en una zona arbolada en pleno corazón del parque. Las tiendas son grandes, cómodas y con un baño limpio, aunque tuvieron que arreglarnos la cisterna. Hay que tener cuidado de no dejar la tienda abierta porque los monos babuinos merodean por el lodge y aprovechan cualquier descuido para llevarse lo que pillan. Desde el porche de nuestra tienda veíamos a los elefantes a 20 metros mientras nos tomábamos una cerveza. Por las noches se escucha cómo los paquidermos se acercan hasta la misma tienda.



Nuestra tienda en el Ndololo Camp.


El baño de la tienda.


Esto veíamos desde la terracita de nuestra tienda.

No hay comentarios: