Tsavo West (Tsavo Oeste)

Nuestra siguiente escala fue el Parque Nacional de Tsavo West, situado a unas tres horas de Amboseli. A partir de aquí cambiamos de guía porque Nicholas nos dijo que tenía que regresar a Nairobi para empezar un nuevo tour y nosotros continuamos hasta Mombasa con otro conductor de la misma compañía Natural World Mombasa.

El cambio de guía lo hicimos en un área de servicio de la carretera donde ya nos estaba esperando Ibrahim, un chaval joven, menos experto que Nicholas en el conociemiento de la fauna, pero también simpático. A Nicholas le dimos 50 dólares de propina y, aunque al principio nos pidió 100, nos acabó dando las gracias y se marchó satisfecho.

Con Ibrahim continuamos el camino hacia Tsavo West compartiendo la furgoneta con una pareja catalana, que también había contratado un safari parecido al nuestro con esta agencia y también tuvo que cambiar de guía.


La transitada carretera A109, de camino a Tsavo West.


En Tsavo West pasamos una noche y nos alojamos en el Rhino Valley Lodge, antiguo Ngulia Safari Camp, un espectacular lodge en la ladera de una colina con fantásticas vistas del valle. Está formado por preciosas cabañas independientes con baño y cocina, levantadas en la falda de la montaña. No es recomendable abandonarlas por la noche porque el lodge está dentro del parque sin ningún tipo de valla que lo proteja de las visitas de animales salvajes. Después de cenar te acompaña un joven masai con una lanza hasta tu cabaña por si acaso (no sabemos qué tal se hubiera defendido el masai ante un hipotético león). Desde el restaurante del lodge se divisa un pequeño estanque donde acuden a beber los elefantes. Desayunar en su terraza por las mañanas es todo un lujo.


Al fondo se divisan las cabañas del Rhino Valley Lodge.


Las vistas desde nuestra cabaña al amanecer.


Interior de nuestra cabaña.


Como el lodge estaba dentro del parque aprovechamos el camino hasta allí para hacer un primer game-drive por Tsavo West antes de llegar a nuestro alojamiento para comer. Ese game-drive matutino lo compartimos con los catalanes, que luego se alojaron en otro lodge y ya continuaron el viaje con su propio guía.

El paisaje de Tsavo West es de origen volcánico y uno de los más espectaculares de Kenia salpicado de bellos cráters de arena negra procedente de extintos volcanes. Sus caminos son de tierra roja y enormes baobabs crecen por encima de una frondosa vegetación. El problema es que al haber más vegetación que en otros parques, es también más complicado divisar los animales, especialmente los depredadores.

Aún así, en Tsavo West contemplamos nuestro primer leopardo, el animal más escurridizo, que estaba durmiendo sobre la rama de un árbol. También se ven elefantes, jirafas, cebras, búfalos y todo tipo de antílopes africanos. Se supone que también hay rinocerontes negros, pero no llegamos a ver ninguno.


Un elefante se esconde tras la maleza.


Caminos de tierra rojiza en Tsavo West.


Un baobab se yergue sobre la espesa vegetación.


Cebras pastando en Tsavo West.


Otra de cebras.


Un avestruz a la carrera.


Un impala macho nos mira fijamente.


Y aquí una jirafa cotilleando.


Paisaje volcánico de Tsavo West.


Otra vista del paisaje de Tsavo West.


Recorriendo los caminos de Tsavo.


Grupo de impalas junto al camino.


Impalas cruzando el camino delante de nuestra furgoneta.


Un búfalo nos saluda.


El búfalo de Osborne.


Otra espectacular imagen del color rojizo de Tsavo West.


¿Dónde está el leopardo?


Enorme baobab.


Un kudu, otra especie de antílope africano.


Empieza a ponerse el sol en Tsavo West.


Preciosa silueta de un baobab.


Otro lugar destacado del parque son las Fuentes de Mzima, lugar de nacimiento del río Mzima, que provee de agua dulce a la ciudad de Mombasa. En este frondoso paraje se pueden ver hipopótamos y cocodrilos acompañado de un ranger armado. También se ha construido un curioso mirador bajo el agua para ver los peces.


Paseando por las Fuentes de Mzima con un ranger.


Cartel alertando del peligro de los cocodrilos.


El nacimiento del río Mzima.


Un cocodrilo reposa sobre la roca.

No hay comentarios: