Bergen

Bergen es la segunda ciudad más grande de Noruega, pero durante muchos siglos fue su capital y el principal puerto del país. Actualmente sigue siendo un importante puerto para los cientos de cruceros que atracan en sus muelles y que la convierten en el primer destino turístico de Noruega.

Formó parte de la Liga Hanseática en la Edad Media, cuando era un gran centro de exportación de madera y pescado en salazón. Ese activo comercio impulsó el crecimiento de la ciudad alrededor del puerto donde los comerciantes levantaron barrios enteros de casas de madera.

Aunque dicen que Bergen es la ciudad más lluviosa del mundo (llueve unos 300 días al año), el fuego no dio tregua a esas casitas de madera y varios incendios han ido engullendo barrios enteros a lo largo de la historia.

Actualmente las casas de madera más antiguas se conservan en el Brygge, puerto viejo. Datan del siglo XVII y son reconstrucciones exactas de las viejas edificaciones medievales. Son la principal atracción turística de Bergen y forman parte del Patrimonio de la UNESCO.

Al final del Brygge se encuentra el parque Bergenhus, que alberga el palacio de Hakonshallen y la torre de Rosenkrantz, un baluarte defensivo construido en el siglo XVI para proteger la entrada al puerto. Cerca del parque también está la iglesia de piedra de Mariakirken.

Por las mañanas, los muelles del Brygge se transforman en un mercado de pescado donde venden platos cocinados recién sacados del mar. Los turistas acuden en masa para probar salmón, ballena y otras especialidades noruegas. La ballena es una especie protegida, pero los noruegos la siguen pescando. Casi todos los que trabajan en ese mercado son jóvenes españoles o italianos.

Otra de las grandes atracciones de Bergen es el funicular Floibanen que asciende a una colina de 320 metros que ofrece las mejores panorámicas de la ciudad. El billete cuesta 70 coronas ida y vuelta (9 euros). Cerca de la base del funicular se levanta la Catedral de Bergen, con su sobria torre del siglo XII.

Casi todas las callejuelas del centro histórico están adoquinadas y son muy agradables para recorrerlas a pie. El gran paseo de Torgalmenningen es la principal arteria comercial de la ciudad y desemboca en los muelles del Brygge.

Más lejos del puerto se encuentra la iglesia de St. Johannes, también con buenas panorámicas de la ciudad, y el parque Lille Lungegardsvann, con un bonito lago en el centro. En los alrededores del parque está el Bergen Art Museum, con obras de Munch, Picasso o Miró, entre otros.


El bosque se funde con la ciudad en Bergen.


Las típicas casas de madera de Bergen.


El paseo de Torgalmenningen, eje comercial de la ciudad.


Viejos guerreros vikingos.


Entrada al mercado de pescado del puerto.


En el puerto se puede comer pescado y marisco fresco.


Turistas comprando pescado en el mercado del puerto.


También venden embutidos de reno, ballena y demás.


En el mercado hay mesas para comer lo que se compra en los puestos.


Bonitas fachadas frente al puerto viejo de Bergen.


Puerto de Bergen en un poco frecuente día soleado.


Las casas de madera, símbolo de Bergen.


Siguen en pie desde hace siglos y son Patrimonio de la Humanidad.


Paseando entre las casas de madera.


Palacio de Hakonshallen.


Torre de Rosenkrantz.


Parque Bergenhus.


Adoquinadas calles del centro de Bergen.


Subiendo en el funicular Floibanen.


Panorámica de Bergen desde lo alto del funicular.


Detalle del puerto de Bergen.


Más casitas de madera en el centro de Bergen.


Otra calle adoquinada del centro histórico.


Iglesia de St. Johannes.


Bello palacio del Museo de Artes Decorativas.


Parque Lille Lungegardsvann.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!! me estoy leyendo el blog pues me queda menos de un mes para ir, y mi recorrido se asemeja al tuyo. Se me van curriendo preguntas, y si no te importa..cuentas que las sábanas las cobran, pero ¿puedes llevártelas y no estar obligados a poner las que te dan ellos?¿el desvío ese que hicisteis...crees que mereció la pena?¿y los ferries tuvisteis problemas para coger el primero o estaban completos y tuvisteis que esperar a otro? Voy a seguir leyendo..¡¡gracias!!

Telémaco dijo...

Hola anónimo. Las sábanas puedes llevártelas y la verdad es que si vas muchos días te ahorrarás una pasata porque en algunos sitios te clavan hasta 10 euros por cada juego! El desvío por la carretera 520 creo que si es recomendable, aunque todas las carreteras secundarias de la zona son espectaculares. Con los ferries nunca tuvimos que esperar, pero es cierto que alguna vez lo llenamos entre todos, así que en verano igual están más abarrotados y hay que esperar al siguiente. Un saludo!!

Anónimo dijo...

Gracias Telémaco!! me llamo Alicia (que se me olvidó ponerlo..je je). Tengo más preguntas..¿No os llevásteis nada de comida empaquetada al vaciío desde España? Nosotros estábamos pensando en echar embutidos y algún paquete de pasta..¿qué supermercado es el más barato?Los alojamientos..¿llevábais alguno reservado? ¿el cambio de moneda está mejor allí o es mejor hacerlo aquí en un banco y llevarnoslo..?Gracias!!

Telémaco dijo...

Hola Alicia. Nosotros no nos llevamos nada de comida, pero no es mala idea echar alguna paquete de jamón, que los supers tampoco son baratos. Los mas economicos son los Spar y los de los pueblos. En Oslo hay algunos supermercados un poco pijos que te clavan por comprar cuatro cosas. Alojamiento solo reservamos el primer dia en Oslo, pero en las ciudades recomiendo hacerlo con antelacion. En Bergen, por ejemplo, nos fue imposible encontrar habitacion. Sobre el cambio de moneda nosotros sacamos con tarjeta directamente en los cajeros, además se puede pagar casi todo con tarjeta y te ahorras comisiones de cambio. Saludos!