BRUSELAS (junio 2011)

Bruselas es una de las capitales más accesibles de Europa gracias a la base de operaciones que Ryanair tiene instalada en el aeropuerto de Charleroi. Es fácil encontrar un vuelo barato desde la mayoría de ciudades españolas. Luego hay que sumar los 22 euros (ida y vuelta) que cuesta el autobús desde el aeropuerto de Charleroi al centro de la capital belga (Gare de Midi).

La Grand Place (Grote Markt en flamenco) es el corazón de Bruselas y una de las plazas más bellas del continente. Rodeada de imponentes edificios góticos y neogóticos acogió en la Edad Media un activo mercado que impulsó el crecimiento de la ciudad. La Grand Place también ha sido escenario de sangrientos episodios como la quema de mártires protestantes por la Inquisición en el siglo XVI. El Ayuntamiento, con su esbelta torre de casi 100 metros de altura, es el edificio más emblemático de la plaza.

En una de las calles adyacentes se esconde la estatua de bronce de Everard 't Serclaes, un héroe local del medievo, que todos los turistas tocan porque se supone que trae suerte. El bronce está pulido y brillante de tanto sobarlo.

No muy lejos se encuentra el icono de Bruselas, la fuente del Manneken Pis, una pequeña escultura de un niño meando que data del siglo XVII. Es tan querida por los lugareños que en ocasiones especiales la visten con todo tipo de disfraces, guardados en un museo dedicado al famoso niño meón.

Las calles del centro histórico están repletas de terrazas para saborear la amplia variedad de cervezas belgas o probar los típicos mejillones con patatas fritas. La Rue des Bouchers (calle de los carniceros) es la más popular y transitada. Los gofres y las chocolaterías también inundan las callejuelas de los alrededores de la Grand Place.

Otro de los lugares más visitados de Bruselas es el Atomium, una inmensa estructura de acero y aluminio de 103 metros de altura, que representa un átomo. Fue construido para la Exposición Universal de 1958, cuando la ciencia estaba volcada en el estudio de los átomos y de la energía nuclear. Está un poco alejado del centro y la mejor forma de llegar es en metro (1,8 euros el billete sencillo). En su interior alberga un museo demasiado caro para lo que ofrece (9 euros), pero con buenas vistas.

El Palacio Real y sus jardines, el Palacio de Justicia, el Parlamento Europeo o los museos del Monte de las Artes son otras visitas interesantes. Por la noche, Bruselas no duerme y sus bares y discotecas están siempre animados. Para los amantes de la cerveza un buen lugar es la cervecería Delirium.

Nos alojamos en el hotel De France, situado en el barrio de Anderlecht, a cinco minutos andando de la Gare de Midi y a 15 del centro. La habitación doble con baño nos salió por 59 euros a través de la web de booking. Un hotel perfecto para coger por la mañana temprano el autobús al aeropuerto de Charleroi.


El Manneken Pis, disfrazado con vestimenta africana.


Al fondo entre la multitud de turistas se divisa el Manneken Pis.


Adoquinada calle del centro de Bruselas.


La magnífica Grand Place de Bruselas.


Ornamentados edificios en la Grand Place.


Panorámica de la Grand Place.


El Ayuntamiento, de estilo gótico.


Escultura de Everard 't Serclaes. Tocarla da buena suerte.


Bellas fachadas flamencas en la plaza del Mercado de las Hierbas.


Escultura de Charles Buls, antiguo alcalde de Bruselas.


La peatonal calle Grasmarkt, una de las más comerciales de la ciudad.


Chocolatería con una deliciosa fuente de cacao.


Más fachadas flamencas.


Vista de Bruselas desde el Monte de las Artes.


Curiosa estatua junto a los Museos Reales.


Palacio Real de Bruselas.


Parque de Bruselas, antiguos jardines del Palacio Real.


El moderno Parlamento Europeo.


Un viejo tranvía avanza bajo la lluvia.


El arco iris aparece tras la tormenta.


La iglesia de Santa María.


Silueta de la inmensa basílica del Sagrado Corazón, en la lejanía.


El Atomium, una de las imágenes más características de Bruselas.


Detalle de una bola del Atomium.


Vista del Atomium desde su base.


Terracitas en el centro histórico de Bruselas.


Rue des Bouchers, la típica callejuela de los mejillones con patatas.


Montones de restaurantes en la Rue des Bouchers.


El Manneken Pis, ya despojado de su disfraz por la noche.


Tintín es otro icono de Bruselas. Tiene un museo y muchos murales en la calle como éste.


La Grand Place, iluminada por la noche.

5 comentarios:

Bleid dijo...

muy buena la informacion y muy completa
realmente es un gusto leerte y ver tus imagenes
un abrazo

Telémaco dijo...

Gracias Bleid. Me alegra que te hayan gustado el post de Bruselas. Un abrazo!!

Paco Piniella dijo...

Ryanair? No, thanks
Me he prometido no volver a volar, mientras pueda en ese engendro de compañía aérea.
Muy interesante tu post sobre Bruselas.

Saludos viajeros

Telémaco dijo...

Je,je... La verdad es que Ryanair lucha con ganas por ser la peor aerolinea europea, pero el bolsillo es lo que nos hace ser masoquistas!!

Un abrazo.

Beltran dijo...

Me han gustado mucho las fotos y la entrada. Bélgica es nuestro próximo destino y me esta siendo muy útil tu blog. Saludos viajeros :)