RUSIA y MONGOLIA (julio-agosto 2010)

*Pincha en el mapa para ampliarlo.

Día 1. Madrid-San Petersburgo
Día 2. San Petersburgo
Día 3. San Petersburgo
Día 4. San Petersburgo
Día 5. San Petersburgo-Novgorod
Día 6. Novgorod-Moscú
Día 7. Moscú
Día 8. Moscú
Día 9. Moscú
Día 10. Moscú
Día 11. Moscú-Kazán
Día 12. Kazán-Yekaterimburgo
Día 13. Yekaterimburgo
Día 14. Yekaterimburgo-Omsk
Día 15. Omsk-Novosibirsk
Día 16. Novosibirsk-Krasnoyarsk
Día 17. Krasnoyarsk
Día 18. Krasnoyarsk-Irkutsk
Día 19. Irkutsk
Día 20. Irkutsk-Lago Baikal-Ulan Ude
Día 21. Ulan Ude
Día 22. Ulan Ude-Ulan Bator
Día 23. Ulan Bator
Día 24. Ulan Bator-Parque Nacional de Terelj
Día 25. Parque Nacional de Terelj-Battsengel
Día 26. Battsengel-Lago Tsagaan Nuur
Día 27. Lago Tsagaan Nuur
Día 28. Lago Tsagaan Nuur-Karakorum
Día 29. Karakorum-Catarata de Orkhon
Día 30. Catarata de Orkhon-Pequeño Gobi
Día 31. Pequeño Gobi-Ulan Bator
Día 32. Ulan Bator-Madrid

Transporte
El ferrocarril Transmongoliano, la variante del Transiberiano que cruza Mongolia en lugar de terminar en Vladivostock, fue nuestro principal medio de transporte. Compramos siempre los billetes sobre la marcha y nunca tuvimos problemas para encontrar plazas. Aunque las vendedoras no hablan ni una palabra de inglés es relativamente sencillo adquirir los billetes. Sólo hay que escribir en cirílico los nombres de las estaciones de inicio y destino, la fecha deseada y la hora aproximada. Mostrando el papelito es suficiente. Se puede pagar con tarjeta.

Hay que tener en cuenta que los horarios de los trenes siempre siguen la hora de Moscú y hay que echar cálculos para sumarle o restarle la diferencia horaria cuando te encuentras en usos horarios distintos. En Irkutsk, por ejemplo, son cinco horas más que en Moscú y si pone que el tren sale a las 6 de la tarde, en realidad partirá a las 11 de la noche.


El Transmongoliano.


Nosotros siempre viajamos en clase Kupé (segunda clase), que son compartimentos cerrados para cuatro personas. Los precios varían en función de la distancia recorrida y de la calidad del tren. Los que tienen la numeración más baja (del 1 al 10) son los más modernos y caros, con aire acondicionado y pantalla de plasma en el camarote. Los de tres cifras son los más viejos, especialmente a partir del 300, y algunos no tienen aire acondicionado, aunque en Siberia tampoco es muy necesario.

El trayecto completo nos salió por unos 600 euros por persona porque realizamos bastantes paradas, que encarecen el precio. Sale mucho más barato hacer todo el trayecto del tirón. También se puede ahorrar dinero viajando en tercera clase (platskartny), que son compartimentos sin puerta para seis personas.

Cada vagón tiene una provodnitsa, o provodnitso, que es la persona encargada de proporcionarte las sábanas, pasar el aspirador, avisarte cuando llegas al destino, etc.


Billete de tren ruso.


Visados
Rusia: En la web del Consulado de Rusia de Madrid www.rusmad.mid.ru se detalla toda la documentación necesaria para sacarse el visado de turista, que tiene una validez máxima de 30 días. Aunque la web afirma que el visado sólo se puede tramitar a través de una agencia, no es cierto y los particulares también pueden acudir en persona a tramitar su propio visado pidiendo cita previa por teléfono o internet. Nosotros lo hicimos por teléfono.

Los documentos requeridos son los siguientes:
  1. Invitación-Voucher: En teoría es necesario presentar la invitación de un hotel o agencia rusa, pero también se puede comprar por internet. Nosotros la conseguimos en la web de Expresstorussia por 15 euros. Te la mandan por e-mail al cabo de tres días y sin problemas.
  2. Pasaporte original: Con vigencia mínima de 6 meses y al menos dos páginas en blanco.
  3. Formulario completo: Se descarga en PDF en la web del consulado ruso.
  4. Fotografía: Pegada al cuestionario
  5. Seguro de viaje: Tiene que figurar el nombre del asegurado y el plazo de vigencia. Debe contratarse con una agencia autorizada de las que aparecen en la lista de la web del consulado.


Invitación de Expresstorussia.


Aportando toda esta documentación y pagando las tasas consulares de 35 euros te tramitan el visado en una semana. Para acudir a recogerlo no hace falta pedir cita previa.



Visado ruso.


Una vez en Rusia es necesario registrar el dichoso visado en el hotel donde estás alojado porque de lo contrario te puede multar la policía. El registro consiste en que te estampen un sello en la tarjeta de inmigración que te dan al entrar en Rusia y que debes conservar hasta la salida. Algunos hoteles te dan un papelito en lugar de sellarte la tarjeta. En teoría sólo es necesario registrarse en las ciudades donde se permanece tres o más días, pero nosotros nos registramos en todos los hoteles por si acaso. Algunos ofrecen el servicio gratis, otros te cobran unos pocos rublos y otros, como en Moscú, te roban casi 20 euros.

No tuvimos ningún encuentro con la policía durante todo el viaje, así que tampoco sabemos si realmente hace falta registrarse en cada ciudad o no. Al salir de Rusia tampoco le prestaron mucha atención a los sellos que teníamos en el visado.



Sellos en la tarjeta de inmigración. El registro de visado.


Mongolia: El visado mongol sólo puede tramitarse en el consulado de Barcelona, en cuya web www.consuladomongolia.com se detalla la documentación necesaria:
  1. Pasaporte original: Con validez mínima de 6 meses.
  2. Formulario completo: Se descarga en la web del consulado.
  3. Fotografía: Pegada al formulario.
  4. Seguro médico: Puede ser el mismo que el de Rusia si cubre ambos países.
  5. Billetes: Hace falta presentar el billete o reserva del medio de transporte de entrada y salida a Mongolia, pero también sirven billetes a sus países limítrofes (China o Rusia). Nosotros entregamos billete de ida a San Petersburgo y la vuelta desde Ulan Bator.
  6. Fotocopia del comprobante de ingreso de las tasas consulares: Son 70 euros y se tienen que pagar en Caja Madrid por transferencia o ingreso en la cuenta que se detalla en la web del consulado.
Una vez reunida toda la documentación se puede entregar en persona en el consulado de Barcelona o, como en nuestro caso, enviarla en un sobre por mensajero. Nosotros lo hicimos a través de MRW por algo menos de 30 euros la entrega y recogida. Hay que meter un sobre en blanco con tu dirección para que los del consulado puedan entregárselo al mensajero para la recogida. Tardan una semana en gestionarlo.



Visado de Mongolia.

Alojamiento
Los hoteles en Rusia son caros y con una relación calidad-precio de las peores del mundo. Difícilmente se encuentra una habitación doble por menos de 60 euros y suele ser bastante precaria. Fuera de Moscú y San Petersburgo no hay hostels para mochileros y se acaba durmiendo en destartalados hoteles soviéticos a precios desorbitados. Mongolia, en cambio, es un destino muy barato y es fácil dormir por poco dinero.


El baño de un hotel soviético.

Comida y bebida
Los mejores lugares para comer en Rusia son los restaurantes tipo self-service donde exponen la comida en mostradores y te cobran al peso los platos que hayas elegido. Son baratos, tienen comida tradicional rusa y los hay en todas las ciudades porque son muy frecuentados por los rusos. Por 10 euros puedes cenar bien. También abundan los establecimientos de fast-food y en muchos supermercados suelen vender platos preparados. La cerveza es barata en Rusia, aunque a veces es difícil lograr que te la sirvan fría. El vodka también es barato.

En Mongolia es muy barato comer y en Ulan Bator hay montones de restaurantes de todo tipo. Fuera de la capital, el arroz, la cabra y la patata son los alimentos básicos que acompañan a los viajeros durante los tours por el país.



La cerveza Báltica es la más popular en Rusia.


Clima
Hay que ir preparado para pasar calor y frío. En verano las temperaturas son muy altas en la Rusia europea, superando fácilmente los 30 grados en Moscú y San Petersburgo. Nosotros coincidimos con la mayor ola de calor en la historia reciente del país y nunca habíamos pasado tanto calor como en Moscú. Más de 40 grados y sin aire acondicionado en prácticamente ningún sitio. Por contra, en Siberia nos llovió bastante y en alguna ciudad paseamos a 8 grados durante el día, con más frío todavía por la noche. En Mongolia también se dan los dos extremos y te puedes asar al sol durante el día y congelarte por las noches.

Dinero
El Rublo es la moneda rusa (1 euro = 39 rublos) y es fácil encontrar cajeros en todas las ciudades. Los hay casi en cada esquina, hoteles, supermercados, etc. También se puede pagar con tarjeta en la mayoría de establecimientos.


Billete de 10 rublos.


La moneda de Mongolia es el tugrik (1 euro = 1.650 tugriks). Sólo hay billetes porque las monedas apenas tienen valor y han dejado de utilizarse. En Ulan Bator hay muchos cajeros y también aceptan en muchos comercios los dólares y euros. Fuera de la capital hay que ir con una buena provisión de tugriks porque los cajeros escasean y en los pequeños comercios no aceptan dólares ni euros.


Billete de 100 tugriks.

1 comentario:

Via Nomada dijo...

Tus comentarios sobre este viaje son muy interesantes y hay un mónton de detalles