Kazán | Казань

Salimos de Moscú a las 22.00 h. y llegamos a Kazán a las 10.00 h. de la mañana en el tren 112, mucho más viejo que el primero, pero más auténtico con sus cortinillas de hace 30 años en las ventanas. Nuestros compañeros de viaje fueron un hombre que se bajó en alguna estación intermedia a mitad de noche y una chica joven, que tampoco hablaba ni una palabra de inglés. Al llegar a la estación de Kazán dejamos las mochilas en la consigna y nos fuimos a visitar la ciudad.

Kazán es la capital de Tatarstán, una república autónoma dentro de Rusia, de mayoría de población tártara y religión musulmana. Está levantada en la confluencia de los ríos Kazanka y Volga y su aspecto destartalado, como todas las ciudades que encontraremos al este de los Urales, esconde algunos lugares interesantes. Buena parada para un día.

El Kremlin, Patrimonio de la Humanidad, es la principal atracción. Sus murallas blancas del siglo XVI albergan la catedral de la Anunciación y la gran mezquita de Kul Sharif, cuyos minaretes son el icono de Kazán.

Fuera del Kremlin la calle peatonal Baumana es el eje comercial de la ciudad, con tiendas, bares y restaurantes. Es la calle más arreglada de Kazán y en uno de sus extremos hay un moderno centro comercial con supermercado donde se pueden comprar platos preparados y provisiones para el tren.

Frente a la Universidad Estatal Lenin, donde estudió el susodicho antes de ser expulsado por revolucionario, se levanta una de sus estatuas más curiosas, representado como el joven estudiante que acude a clase.

Otro lugar interesante es el mercado central, siempre repleto de gente, con decenas de puestos de verdura, fruta y ropa barata en los alrededores. Allí se respira el auténtico aire tártaro de Kazán.

A las 20.00 h. salió el tren hacia nuestra siguiente escala: Yekaterimburgo.


Nuestro camarote en el tren de Moscú a Kazán.


Pasillo del vagón.


Llegada a la estación de Kazán.


La muralla del Kremlin de Kazán.


Entrada principal al Kremlin.


Mezquita de Kul Sharif, en el interior del Kremlin.


Primer plano de la gran mezquita.


Catedral de la Anunciación.


Relieves soviéticos en las murallas del Kremlin.


La calle Kremlyovskaya nace en las murallas del Kremlin.


Universidad Estatal Lenin.


El joven Lenin a punto de entrar en la universidad.


Calle peatonal Baumana, completamente reformada.


La catedral de San Pedro y San Pablo es una de las más vistosas de Kazán.


Tráfico en las calles.


Una calle desierta.


La plaza Tukaya, uno de los lugares más concurridos de la ciudad.


Vendiendo flores y juguetitos en la calle.


Calle Baumana, la principal arteria comercial de Kazán.


Niños bañándose en la fuente.


Otra vista de la calle Baumana.


Canal Bulak, un poco sucio.


Puestos de comida en los alrededores del mercado central.


Sandías y melones a buen precio.


De vuelta al tren para ir a Yekaterimburgo.

No hay comentarios: