Irkutsk | Иркутск

El trayecto de Krasnoyarsk a Irkutsk, de 18 horas, es uno de los más largos, pero tuvimos suerte y nos tocó un compartimento de cuatro personas para nosotros solos en el tren número 10, llamado Baikal. Los trenes con nombre propio son los más modernos y limpios, así que fuimos de lujo, aunque también se notó en el precio: 97 euros.

Llegamos a Irkutsk, donde son 5 horas más que en Moscú, al mediodía con más frío y lluvia todavía. Compramos los billetes a Ulan Ude (1.700 rublos / 42 euros) para el día siguiente y cogimos el tranvía que comunica la estación con el centro urbano cruzando el caudaloso río Angara.

Encontramos alojamiento en el hotel Rus, un viejo establecimiento soviético, pero totalmente reformado y con todas las comodidades de un hotel occidental. Recomendable, aunque la doble con baño cuesta 3.600 rublos (88 euros). El desayuno y el registro de visado están incluidos.

Irkutsk es otra destartalada ciudad siberiana donde se ven muchos más turistas extranjeros y es que hasta ahora no nos habíamos cruzado casi con ninguno desde que salimos de Moscú. Aunque Irkutsk no ofrece más atractivos que el resto de ciudades siberianas, casi todo el mundo se detiene aquí para visitar el cercano lago Baikal.

Destaca la gigantesca plaza Kirova con el estalinista edificio de la Administración Regional en uno de sus laterales. Detrás de esta mole de hormigón se encuentra la llama eterna en memoria de los militares soviéticos caídos y un par de iglesias interesantes: la catedral Bogoyavlensky y la iglesia del Salvador.

La calle Karla Marksa (Karl Marx) es la más comercial de Irkutsk, con muchas tiendas, restaurantes y un denso tráfico en hora punta. Se pueden ver fachadas del siglo XIX en algunos edificios administrativos. La calle termina en el río Angara donde se levanta una estatua del zar Alejandro III. Si Stalin levantara la cabeza...

Uritskogo es otra calle comercial, cerrada al tráfico, que termina en el Mercado central y donde se suele montar un mercadillo los fines de semana. En la calle Lenin se levanta la indispensable estatua del líder bolchevique.


Llegada a la estación de Irkutsk, con lluvia.


Panel de información en la estación de Irkutsk.


Majestuoso edificio en la Plaza Kirova.


La soviética sede de la administración regional se alza al fondo.


Catedral Bogoyavlensky, la más bonita de la ciudad.


El río Angara, a su paso por Irkutsk.


Iglesia del Salvador.


Palomas bloqueando el paso.


Anciana viendo el ambiente en la calle.


El circo ruso, presente en todas las ciudades del país.


Tráfico en la calle Karl Marx.


Las furgonetas son un popular medio de transporte.


Chatarra bélica frente al Museo Militar.


Calle Uritskogo, peatonal cuando se cierra al tráfico.


Paseando por Uritskogo.


Fachada del mercado central.


Interior de un mercado.


Ocho grados durante el día, el frío ya era considerable.


Lenin saluda desde el pedestal.


La mayoría de lugares de internet en Siberia son tugurios como éste.


Pabellón polideportivo, muy soviético.


Mercado callejero.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por compartir su viaje
EJA / Mexico

la chica de las biscotelas dijo...

ey! me han gustado mucho las fotos, andaba buscando información sobre esta ciudad porque me estoy leyendo "La vida de Olga" de Stephanie Williams y comienza ahí.

Unknown dijo...

Me encantan las ciudades perdidas asi, nisiquiera en google te puedes meter en las calles de alli!!, es casi mongolia eso!