Del Parque Nacional de Terelj al Lago Tsagaan Nuur

Llegamos a Ulan Bator al mediodía, recogimos a nuestra nueva compañera holandesa, compramos provisiones en un supermercado y empezamos el tour de 6 noches y 7 días en dirección al Lago Tsagaan Nuur. Fuimos en una furgoneta rusa 4x4, que son las más resistentes para viajar por Mongolia, donde hay muy pocas carreteras asfaltadas. Nos acompañaron el conductor, que por las noches dormía en la furgoneta, y una guía muy jovencita, que facilita la comunicación con las familias nómadas.

Se tarda dos días en llegar hasta el Lago Tsagaan Nuur y la primera noche dormimos en ruta, en un campamento nómada situado en medio de la estepa, cerca del pueblo de Battsengel. Como al final acabamos saliendo de Ulan Bator bastante tarde, sobre las 15.00 h., tuvimos que hacer muchos kilómetros de noche por oscuras pistas sin asfaltar.

Al llegar al campamento, pasada la media noche, nos dieron la cena en nuestro ger, encendieron la estufa y nos echamos a dormir. Todas las familias nómadas disponen de gers, que suelen ser de seis camas, para recibir a los grupos de turistas. En casi todos estuvimos nosotros solos con la chica holandesa. La familia duerme en otro ger y la guía con ellos.

Los gers de las familias tienen cocina y suelen disponer de electricidad durante algunas horas mediante placas solares o motores de gasolina. Muchos tienen hasta televisión dentro y lavadoras que ponen a funcionar en medio de la estepa.

Al día siguiente continuamos camino hacia el Lago Tsagaan Nuur, parando a comer en otro campamento de nómadas. Casi todo el paisaje es estepa, aunque también atravesamos alguna zona boscosa. Por el camino se pueden ver águilas, buitres, yaks, caballos salvajes, pastores a caballo con sus rebaños de cabras... De vez en cuando íbamos parando para estirar las piernas y sacar fotos.


Peaje de entrada y salida de Ulan Bator.


Carretera asfaltada en las cercanías de Ulan Bator.


Nuestra furgoneta 4x4 de fabricación rusa.


Cabras bloqueando la carretera.


Pastores a caballo en la estepa mongola.


Rebaño de cabras al lado de la carretera.


Un par de camellos cazados desde la ventanilla de la furgoneta.


Puesta de sol en la carretera.


El campamento donde pasamos la noche, cerca del pueblo de Battsengel.


Nuestro ger, en medio de la estepa.


El water del campamento.


Niña mongola en la puerta del ger.


La moto del padre de familia, aparcada en la estepa.


Ger con parabólica y placa solar.


Niño guiando el rebaño de cabras.


Y aquí enganchando una para meterla en la cazuela.


Abuela mongola, con la espalda curvada por el paso de los años.


El pequeño establo de la familia nómada.


Tráfico en la carretera sin asfaltar.


Nuestro furgoneta, descansando en el camino.


La carretera atraviesa la estepa. El asfalto quedó atrás.


La estepa se fusiona con el bosque.


El cañón del río Chuluut.


Los bosques son escasos, pero preciosos en Mongolia.


Campamento donde paramos a comer de camino al White Lake.


Un joven mongol.


Y su jovencita hermana.


Una manada de yaks.


Un río atraviesa la estepa.


La carretera empeora con el paso de los kilómetros.


Otro río desparrama sus aguas en la estepa.

2 comentarios:

jmd dijo...

FANTASTICA ENTRADA, BUENISIMAS FOTOS Y ME ENCANTA COMO NARRAIS LOS TRAYECTOS SIN METER MUCHO ROLLOS PERSONALES Y APUNTANDO MUCHOS DATOS DE INTERES, COMO LUGARES, HOTELES Y PRECIOS...SEGUID ASI, OS TENGO HACE TIEMPO EN MI BLOGS. ESTABA MIRANDO PARA HACER UN VIAJE SIMILAR PERO SE ME VA DE PRESUPUESTO.

Telémaco dijo...

Hola jmd. Muchas gracias. Mongolia es un país muy chulo para visitar. Lo más caro es llegar hasta allí, pero luego la comida, alojamiento y demás sale bien de precio. Saludos!