De Derry a Westport

Nada más salir de Derry se cruza la frontera para volver a entrar en la república de Irlanda por lo que es conveniente gastar antes todas las libras que queden en el bolsillo. En esta etapa recorrimos la escarpada costa del condado de Donegal, el más aislado y recóndito del país. Muchos letreros de la carretera están en gaélico, lengua que hablan muchos de sus habitantes.

Primero fuimos hacia el cabo de Horn Head, al que se llega por una pintoresca carretera de dos metros de ancho con los márgenes cubiertos de hierba. Vacas y ovejas adornan el paisaje. Al llegar hay que caminar por estrechos senderos hasta llegar a unos imponentes acantilados de 180 metros de altura. Las vistas de la costa son espectaculares, aunque la niebla y las nubes nos las estropearon un poco.

Continuamos recorriendo la costa de Donegal hacia el sur por estrechas carreteras secundarias a través de frondosos bosques y pintorescos pueblos. Paramos en la cascada de Assarancagh y luego ascendimos el puerto de montaña del Glen Gesh Pass, con espectaculares panorámicas del valle.

Al otro lado del puerto se encuentran los acantilados de Slieve League, los más elevados de Europa con una caída vertical de 600 metros. La estrecha carretera de acceso atraviesa un paisaje espectacular y las vistas desde lo alto son increíbles. Hay varios senderos para caminar por la zona.

Desde aquí nos fuimos hacia Westport un pintoresco pueblo a las puertas de Connemara, la región que queríamos recorrer al día siguiente. Nos alojamos en el Bed and Breakfast Dunning's. La habitación doble, con baño y sin desayuno, nos costó 50 euros. Se puede aparcar en la calle.


Estrecha carretera de camino al cabo de Horn Head.


Acantilados en el cabo de Horn Head.


Horn Head es un cabo aislado del mundo.


Caminando junto a los acantilados de Horn Head.


Una familia de ovejas.


Paisaje de Donegal.


La carretera cruza el pueblo de Ardara.


Cascada de Assarancagh.


Otra estrecha carretera de Donegal.


De camino al Glen Gesh Pass.


Paisaje semi-alpino en el Glen Gesh Pass.


El valle de Glen Gesh Pass.


Los acantilados de Slieve League.


Una caída vertical de 600 metros.


El Atlántico rompe contra los acantilados.


Ceda el paso, en gaélico.


Barco varado en un entrante del Atlántico, esperando que suba la marea.


Calle principal de Westport.


Uno de los muchos pubs de Westport.


Deliciosa pinta de Guinness para finalizar el día.


Otra calle del centro de Westport.


Barriles de Guinness se amontonan en un callejón de Westport.

No hay comentarios: