De Reykjavik a Vik (220 km)


Recogimos a primera hora de la mañana nuestro Toyota Yaris en la oficina que Hertz tiene en Reykjavik, cerca del aeropuerto doméstico, y comenzamos el viaje alrededor de Islandia por la Ring Road, la carretera que rodea la isla. Nuestra primera etapa nos llevó hasta Vik pasando por los siguientes lugares:

Valle de Pingvellir: El paisaje islandés es espectacular desde el primer kilómetro con desoladores prados bordeados por esbeltos picos nevados que hacen que sea difícil mantener la vista fija en la carretera. A escasos 5 km de Reykjavik aparece un desvío en la Ring Road hacia el Valle de Pingvellir, que se encuentra unos 30 km hacia el interior. En realidad es una falla donde se juntan las placas tectónicas de Euroasia y América. Hay un lago, pequeñas cascadas y fue el lugar donde los vikingos fundaron el primer parlamento democrático de Islandia, en el siglo X. Desde Pingvellir seguimos internándonos por carreteras secundarias hacia los cercanos Geysir y Gullfoss.

Geysir: Es uno de los lugares más visitados de Islandia y ha dado nombre a todos los géisers del mundo. Como su nombre indica se trata de un conjunto de géisers desperdigados en la falda de una montaña que expulsan chorros de agua hirviendo hacia el cielo. La estrella es uno capaz de mandar el agua hasta los 30 metros de altura. Hay un restaurante y una pequeña tienda para comprar productos básicos.

Catarata de Gullfoss: Es la catarata más espectacular de Islandia y su nombre significa cascada dorada. El caudaloso río Hvita se desprende por dos barrancos, uno de ellos de más de 30 metros, provocando una impresionante catarata doble a la que puedes acercarte hasta tocarla con la mano. Si luce el sol es fácil ver el arco iris emergiendo del agua y si sopla el viento acabas empapado.

Cataratas de Seljalandfoss y Gljufurarfoss: Para regresar a la Ring Road cogimos la carretera 30, sin asfaltar durante algunos kilómetros, pero asequible sin un 4x4. Una vez en la Ring Road seguimos hacia Vik y pronto se divisa la catarata de Seljalandfoss, un bonito hilo de agua que cae desde bastante altura y al que se le puede dar la vuelta por detrás con un buen impermeable si sopla el viento. A menos de 500 metros está la catarata de Gljufurarfoss, escondida en un cañón de roca al que se puede trepar para verla desde muy cerca.

Catarata de Skogarfoss: Continuando hacia Vik se llega al pueblecito de Skogar, que esconde la catarata de Skogarfoss, una de las más bonitas porque el río lleva bastante agua y cae desde mucha altura.

Vik: Es una pequeña aldea de 300 habitantes con bonitas playas negras de arena volcánica y una pintoresca iglesia en lo alto de una montaña. En los alrededores hay algunos acantilados y muy cerca está el cabo de Dyrholaey donde se pueden ver colonias de frailecillos, aunque en mayo y junio está cerrado el acceso porque están en periodo de reproducción. Vik es pequeño y el alojamiento es limitado, así que no es mala idea reservar con antelación. Nosotros llegamos por la tarde y el hostel ya estaba lleno. Al final encontramos habitación en la Guesthouse Puffin, que aparece en la Lonely Planet. La doble con baño compartido nos costó 5.400 coronas (32 euros). El desayuno no está incluido, pero tiene cocina donde te puedes preparar lo que quieras. Es buena idea llevar comida en el coche porque a veces los supermercados escasean o están cerrados cuando llegas al destino final.


Una iglesia perdida.


La carretera avanza por el desolado paisaje islandés.


Valle de Pingvellir.


Roca volcánica en el Valle de Pingvellir.


Rocas amontonadas en Pingvellir.


Bonitos colores en las colinas.


El caballo islandés, preparado para el frío.


El géiser de Geysir eructando agua hirviendo.


Otro chorro de agua recién sacada de las entrañas de la Tierra.


El Geysir desde la lejanía.


Y aquí el agujero del Geysir preparándose para una nueva expulsión de agua.


La impresionante catarata de Gullfoss.


El Arco Iris aparece en las aguas de Gullfoss.


Otra vista de Gullfoss.


Puedes llegar a tocar el agua de la catarata de Gullfoss con la mano.


Catarata de Seljalandsfoss.


Catarata de Gljufurarfoss, escondida tras una montaña de roca.


El viento se lleva el agua de estas pequeñas cascadas hacia arriba.


Un pueblecito islandés bajo las amenazantes nubes.


Catarata de Skogarfoss.


Prohibido el acceso al cabo de Dyrholaey.


El pintoresco pueblo de Vik, dominado por su iglesia.


Escultura junto a las playas de Vik.


Arena negra en la playa de Vik.


Las olas del Atlántico golpean la costa de Vik.


Otra vista de las oscuras playas.


Huellas en la arena negra.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

LAS FOTOS SON IMPRESIONANTES

Anónimo dijo...

Bonita explicacion del viaje, me ha servido de gran ayuda para mi plan de viaje! ...E INCREIBLES FOTOS!

Anónimo dijo...

Pude leer todo vuestro blog de Islandia pero desde hace unos días solo puedo leer las 2 primeras etapas... no sé que pasa... alguna idea?

Telemaco dijo...

Hola,

No se pueden mostrar todas las etapas a la vez por un problema de blogger, que ha puesto un límite para que las páginas carguen más rápido.

Estoy intentando solucionarlo, pero, de momento, se puede acceder al resto de etapas pinchando en el link "Continuar viaje" que aparece abajo del todo.

Gracias.