Chisinau (Moldavia)



Al volver de Chernobyl fuimos a comer algo por el centro de Kiev y a deambular un poco hasta que salió nuestro autobús nocturno hacia Chisinau, sobre las 21.00 horas. Nuestra idea inicial era viajar en tren nocturno, mucho más cómodo, pero no había ninguno que saliera por la noche y llegara a primera hora de la mañana, así que no nos quedó más remedio que ir en bus. Nada mejor para acabar con un duro día de resaca que pasar la noche en el estrecho asiento de un autobús. Eso sí, el precio del billete sólo cuesta 15 euros.

Llegamos a Chisinau sobre las 8.00 de la mañana y para entrar en Moldavia cruzamos el autoproclamado estado independiente de Transnistria, una pequeña franja de tierra entre Ucrania y Moldavia. Perdimos un par de horas para entrar y otro par para salir mientras los militares transnistrios comprueban mil veces cada pasaporte del autobús. Nosotros íbamos sobadísimos así que prácticamente ni nos enteramos. Sólo entregamos los pasaportes cada vez que un militar subía al bus para recogerlos.

Como es un bus directo Kiev-Chisinau y no se detiene en territorio transnistrio, los militares no son tan plastas como cuando intentas visitar su pequeño 'país'. Entonces intentan cobrarte un pequeño soborno, pero eso lo vivimos más de cerca al día siguiente.

En Chisinau nos alojamos en el hotel Zarea, un viejo hotel comunista en estado cochambroso. La recepción engaña y parece conservar el esplendor de la era soviética, pero las habitaciones han sido totalmente olvidadas. La triple nos costó unos 33 euros al cambio. El baño compartido sólo tenía agua un par de horas al día.

Chisinau es seguramente la capital más fea de Europa y nada tiene que ver con la majestuosidad de Kiev. Destaca la catedral, en medio de un agradable parque, donde también hay un pequeño arco de triunfo. Frente al arco se levanta el palacio de gobierno.

La avenida Stefan cel Mare es la principal arteria de la ciudad con muchas tiendas, bares y restaurantes. Por ella circulan viejos trolebuses, antiguos ladas y carísimos Mercedes y Porsches de los nuevos ricos del país.

En la zona sur de la ciudad está el cementerio con el soviético memorial a los caídos en la Segunda Guerra Mundial. Unos militares vigilan el lugar y hacen un pequeño cambio de guardia de vez en cuando.

Más lejos del centro se encuentra, o mejor dicho se encontraba, el lago Valea Morilor donde según la Lonely Planet se podían alquilar barcas de remos. La realidad es que el lago está totalmente seco y da la impresión de que no tiene agua desde el diluvio universal. Eso sí, el agujero del lago está en medio de un frondoso parque muy agradable para pasear.

Al otro lado del 'lago' está el Moldoexpo, una especie de Feria de Muestras, que conserva una estatua de Lenin flanqueada por bustos de Marx y Engels. Al volver del pateo hasta el Moldoexpo buscamos un bar para reponer fuerzas a base de cerveza hasta que se hizo la hora de cenar. Nos pegamos un copioso ágape de platos locales en el restaurante Symposium, una buena elección. Todo regado con un buen vino moldavo, el producto más internacional del país.


Estación de autobuses de Chisinau.


Panorámica desde la habitación de nuestro hotel.


Catedral de Chisinau.


Trolebús frente al palacio de Gobierno.


Arco de triunfo en la avenida Stefan cel Mare.


Mercadillo callejero.


Memorial a los caídos en la Segunda Guerra Mundial.


Militares custodiando el memorial.


Relieves como éste rodean el memorial.


El Museo de Historia Nacional, de fachada oriental.


Palacio de la Ópera, muy soviético.


Gracioso grafiti.


Alguna vez fue el lago Valea Morilor.


Un lada frente a las estatuas de Lenin, Marx y Engels.


Lenin sigue en pie en el Moldoexpo.


Nuestro hotel de Chisinau.

3 comentarios:

Miguel Arroyo dijo...


Hola, pues sí ... yo alquilé por 1 hora un bote de remos en el lago Valea Morilor en agosto de 2002.
no me acuerdo exactamente cuántos lei me costó, pero si recuerdo que fué casi regalado. En aquella época si que habia agua, claro ...
(hasta habia gente con cañas intentando pescar algún pececillo)

y por aquel entonces, si te apetecía, incluso podías alquilarte un parapente y echar un vuelecito por encima del lago (yo no lo hize, y ahora me arrepiento ...)

Gracias por compartir ... y un saludo !

Telémaco dijo...

Hola Miguel. Una pena verlo sin agua, quizás lo habían vaciado por algún tipo de mantenimiento, pero hubiera sido bonito dar un paseo en barca por sus aguas. Un saludo!!

Daniela Gorincioi dijo...

Y cuando fuiste en Chisinau? Aghora son mucho cambios en Chisinau. Si interesa a alguien para visitar Moldavia, puedo ayudarlos. En facebook es un grup, Visit Moldova/Descubre Moldavia - https://www.facebook.com/groups/458111654387301/?fref=ts