Puno



Para ir de Copa a Puno hay buses directos que tardan unas 3 horas y los billetes se pueden comprar en cualquier agencia de la calle 6 de agosto. El día que nosotros queríamos viajar, se habían agotado, pero nos prepararon una opción alternativa.

Primero fuimos en furgoneta hasta la frontera peruana (10 km), la cruzamos caminando y después de sellar el pasaporte nos montamos en un bus hasta Puno. El precio es el mismo: 3 euros. En Puno nos alojamos en el hotel Santa María, con buenas habitaciones y bien situado. La doble con desayuno cuesta 70 soles (17 euros).

Llegamos sobre el mediodía y después de dejar las mochilas en el hotel nos fuimos a patear la ciudad. La plaza del Parque Pino, la peatonal calle Lima y la plaza de Armas, con su bonita catedral barroca, son los principales puntos de interés.

Vale la pena subir al mirador Kuntur Wasi, situado en lo alto de un monte al que se llega después de trepar 500 metros de empinadas escaleras. Las vistas de Puno y el Titicaca desde la cumbre son impresionantes. La estatua de un cóndor domina este mirador.

Después de comer nos fuimos a visitar las islas de los Uros. La mejor forma es reservar el tour con alguna agencia de la calle Lima. Son excursiones económicas y te pasan a buscar por el hotel para llevarte al puerto.

Las islas flotantes de los Uros son una bonita experiencia, aunque estén demasiado preparadas para el turismo y hayan perdido parte de su encanto. Este pueblo autóctono del Titicaca construye sus islas con tótora, una especie de juncos que crecen en el lago.

Las islas se mantienen flotando en el agua y sobre ellas se construyen sus casas. Viven de la pesca, pero sobretodo del turismo. Sus barcas también son de tótora y sus habitantes, muy amables, te suelen dar un paseo en ellas. También venden artesanía.

Las islas de los Uros están a menos de media hora en barco desde Puno y se regresa por la noche. Desde Puno también se puede visitar las islas Taquile y Amantani, más lejanas. Nosotros no fuimos por falta de tiempo y porque ya habíamos estado en la Isla del Sol, en Bolivia.



Frontera entre Perú y Bolivia.



Panorámica de Puno desde el mirador Kuntur Wasi.



La psicodélica iglesia de San Juan.



Bonito edificio colonial en el Parque Pino.



Catedral barroca de Puno.



Calle Lima, en el corazón de Puno.



Vista de Puno desde el lago Titicaca.



Navegando entre tótora hacia las islas de los Uros.



Estas son las islas de los Uros.



Barcas de tótora de los Uros.



Una mujer Uro vende artesanía en su isla flotante.



Las islas flotan sobre el Titicaca.


Casitas de los Uros, también de tótora.

1 comentario:

Ama al universo dijo...

Hola. Una de las cosas mas gratificantes es pasar la noche en la Isla Amantani. Para ello se coge el tour de 2 días, que son muy económicos en realidad, donde se visita las islas de los Uros, Amantani y Taquile. En Amantani se duerme en las casas de los mismos pobladores y se visitan los centros ceremoniales Pachamama y Pachatata y a la vez se tiene una visión magnifica del lago y el aterdecer, y se puede asistir a una fiesta costumbrista organizada por la comunidad., y al final Taquile, donde se hace la caminata de subida muy simpática al centro del pueblo, con bellos paisajes, el mercado artesanal y se almuerza delicioso.