Ruán

La ciudad de Juana de Arco es la actual capital de la Alta Normandía y conserva en sus calles el encanto medieval de la época en que la heroína francesa fue quemada en la hoguera. En la plaza donde se supone que Juana de Arco murió en las llamas se levanta hoy en día una moderna iglesia que lleva su nombre.

La Rue du Gros Horloge es una calle peatonal que cruza el casco antiguo y en la que se encuentran los principales comercios y restaurantes de la ciudad. La calle desemboca en la plaza de la catedral de Notre Dame, una de las más bellas del gótico francés. El sur de la ciudad está bañado por el Sena, muy cerca ya de su desembocadura en el Canal de la Mancha.

En Ruán es bastante complicado aparcar si se llega a la ciudad en coche. Todo el centro es zona de pago y los párkings son caros. Es conveniente buscar un alojamiento que te permite dejar sin desplumarte el bolsillo. Nosotros nos alojamos en el hotel Le Palais, en pleno corazón del casco antiguo. El dueño tiene un arreglo con un párking público y te permite dejar el coche allí por 5 euros la noche. La habitación doble nos salió por 30.


La Rue du Gros Horloge, la principal calle comercial de Ruán.


La catedral de Notre Dame de Ruán.


Otra calle con sabor medieval.

No hay comentarios: