Dachau

El campo de concentración que levantaron los nazis en Dachau está a sólo 25 km al norte de Múnich, así que aprovechamos su cercanía para visitarlo al día siguiente, antes de seguir hacia Praga.

La visita merece la pena. Todavía se conservan las alambradas que rodeaban el campo donde fueron exterminados miles de judíos y se pueden visitar los crematorios y cámaras de gas. Sólo faltan los barracones dónde los nazis encerraban a los judíos y otros prisioneros, que ocupaban lo que hoy en día es una enorme explanada de tierra en el centro del campo.

La visita a Dachau también permite visitar una exposición con fotografías y otros recuerdos del holocausto. Bueno es que se conserve este lugar para que nunca se olvide lo que ocurrió.


Entrada al campo de Dachau.


Aquí es donde estaban los barracones con los prisioneros, en su mayoría judíos.


El silencio reina ahora en el lugar.


Un detalle de la alambrada.

No hay comentarios: