DINAMARCA y SUECIA (diciembre 2005)




Día 1. Copenhague
Día 2. Copenhague
Día 3. Copenhague
Día 4. Copenhague
Día 5. Copenhague-Estocolmo
Día 6. Estocolmo
Día 7. Estocolmo
Día 8. Estocolmo
Día 9. Estocolmo-Copenhague

Presupuesto
Dinamarca y Suecia son países caros, no hay que engañarnos, pero tampoco tienen unos precios prohibitivos e, incluso, resultan más baratos que por ejemplo Londres. Especialmente económico resulta el alojamiento porque tanto en Copenhague como en Estocolmo abundan los hostales y albergues a precios razonables. Eso en Londres es prácticamente imposible de encontrar. Comer, si se evitan los restaurantes y se tira de pizzería, también es asequible. Las pintas de cerveza salen por unos 6 u 8 euros. Lo más caro es, quizás, los cafés con leche, necesarios para combatir el frío y que no bajan de 3 euros.

Ropa
Visitar un país nórdico en Diciembre tiene el gran atractivo de ver su decoración y sus mercadillos navideños que abundan en las plazas, que suelen ser preciosos. Sin embargo, hay que estar preparado para el frío y para las escasas horas de luz. La temperatura está siempre bajo cero y sobre las 14.00 de la tarde empieza a oscurecer. A las 15.00 es totalmente de noche por lo que el tiempo para visitar cosas es escaso. Hay que llevar un buen anorak, gorro, guantes y un forro polar para pasar el día en la calle.

Alojamiento
En Copenhague dormimos en un hostal en el barrio de Vesterbro, que suele tener la mejor relación calidad-precio. En 10 minutos caminando estás en el centro. Reservamos una habitación doble y nos dieron una con cinco camas para nosotros solos. La calefacción y el agua caliente funcionaban bien, algo primordial en el invierno nórdico. En Estocolmo nos alojamos en el barrio de Norrmalm, también relativamente cerca del centro. Los dos sitios nos salieron por unos 50 euros la habitación doble privada.

Comida
La gastronomía escandinava seguramente tendrá sus delicias, pero si no estás dispuesto a sacar la tarjeta de crédito, es mejor conformarte con las pizzas y los sandwichs del Seven Eleven. Se puede probar carne de reno y un excelente salmón, pero los restaurantes son demasiado caros. En Estocolmo tenían menús de mediodía dónde se puede comer un plato y una ensalada por unos 15 euros.

Transporte
Copenhague supera el millón de habitantes, pero las distancias no son muy largas porque los puntos de mayor interés están relativamente cerca. Se puede recorrer bien caminando y si hace buen tiempo, cosa que no pasa en diciembre, alquilar una bicicleta. En Estocolmo las distancias son más largas y es necesario coger el metro. Para ir de Copenhague a Estocolmo utilizamos el autobús, que tarda unas 9 horas, pero es muy barato. Compramos los billetes por internet en Eurolines. El tren es más rápido, pero bastante más caro.

No hay comentarios: