Sibiu

Al cruzar la frontera entre Hungría y Rumanía se aprecia enseguida que el nivel de vida de este último país es mucho más bajo. Aparecen los socavones en la carretera, los carros tirados por animales y pueblecitos agrícolas encantadores.

Nuestra primera escalar en Rumanía, a parte de un restaurante de carretera donde paramos a comer, fue Sibiu. Esta pequeña y antigua ciudad cuenta con un casco viejo muy bien conservado (patrimonio de la UNESCO) y algunas iglesias de preciosos interiores. Su Piata Mare (Plaza Grande), rodeada de casas históricas y palacetes es su lugar más destacado.



Bonitos pueblos como este inundan el paisaje rumano.



Rebaño de ovejas por la carretera.



Restos de industrias ideadas por Ceaucescu todavía son apreciables.



Calle peatonal en el centro de Sibiu.


Catedral evangelista de Sibiu.



El banco más popular de la zona.

No hay comentarios: