San Francisco (California)

Si Nueva York es la capital financiera de la costa Este, San Francisco lo es del Pacífico. La mayoría de empresas de alta tecnología tiene su sede en el cercano Silicon Valley y la ciudad de San Francisco respira modernidad en cada rincón.

Su downtown repleto de rascacielos y presidido por el Transamerica Pyramid, con forma de pirámide, es interesante para recorrerlo caminando. También vale la pena pasear por su puerto con la isla de Alcatraz al fondo y donde se ven a los leones marinos tomando los pocos rayos de sol que llegan a la ciudad. El clima es precisamente lo primero que sorprende al visitante. En invierno no hace un frío gélido, pero en verano la temperatura difícilmente supera los 18 grados. Un jersey es necesario incluso en agosto y más después de venir de los 40 grados de Nevada. La niebla que entra por el Pacífico también es permanente en la ciudad. El agua de la Bahía de San Francisco está helada. El puerto es un buen lugar para comer porque está lleno de puestos donde venden bocadillos de cangrejo, gambas y otros mariscos recién pescados y baratos.

Para visitar Alcatraz hay que apuntarse a alguna excursión cara y con varios días de antelación, si es el mes de agosto. Nosotros no sabíamos que había que reservar con tanta antelación, así que no pudimos visitarla.

Los barrios de Misión y de Castro, en las afueras, también tienen su atractivo. Misión es un barrio con un par de iglesias bonitas y poblado de hispanos, mientras que Castro es el barrio gay de la ciudad, lleno de banderas del arco iris.

El chinatown de San Francisco es el barrio chino más famoso de Estados Unidos y un buen lugar para comer a buen precio. Otro punto clave es el Golden Gate Bridge, el punte colgante que cruza la Bahia de San Francisco, muy bonito cuando la niebla te permite verlo.

San Francisco también cuenta con mucho ambiente por las noches. Es un lugar ideal para pasar unos cuantos días, aunque no es una ciudad barata. Encontrar alojamiento nos costó porque casi todos los moteles estaban llenos y los hoteles eran muy caros.


El downtown de San Francisco cubierto por la niebla del Pacífico.


Típicas cuestas de San Francisco.


Este rascacielos no tiene fin; se pierde entre la niebla.


Bonita esquina en el centro de la ciudad.


Más cuestas en el distrito financiero.


Los tranvías de madera son la mejor opción para subir las cuestas.


El Transamerica Pyramid, el rascacielos más famoso de la ciudad.


El Bar Vesubio donde Jack Kerouac y otros escritores malditos se tomaban sus copillas.


Entrada al Barrio Chino, el más auténtico de Estados Unidos.


Todos los carteles están en chino.


Hasta las farolas están decoradas al estilo chino.


Un callejón del chinatown.


Panorámica de San Francisco.


Cuestas y más cuestas.


Paseando por una zona residencial.


Bonitas casas de colores con los rascacielos al fondo.


El barrio de Castro, de moda entre la comunidad gay.


Esta cúpula imita la Catedral de San Pedro.


Y esta iglesia se ha fijado de Notre Dame de París como modelo.


Hay muchos mendigos en San Francisco.


El puerto de San Francisco.


Carros de caballos recorren las calles del puerto.


Ricos centollos en los puestos de comida del puerto.


Los leones marinos del puerto son una atracción en la ciudad.


Son enormes estos bichos.


La prisión de Alcatraz, en la bahía de San Francisco.


El Golden Gate, símbolo de la ciudad, cubierto por la niebla.


Un pescador con el Golden Gate de fondo.


Panorámica de San Francisco desde los alrededores del Golden Bridge.

No hay comentarios: