Jerusalén

Seguramente sea una de las ciudades más impactantes del mundo. La encrucijada de tres religiones que habitan en ella (cristianos, musulmanes y judíos) la convierte en la ciudad más sagrada del planeta. Pasear por las callejuelas de su casco antiguo es revivir la historia. La calle por donde Jesús caminó con la cruz hasta el monte Calvario, el Monte de los Olivos, el huerto de Getsemaní, la basílica del Santo Sepulcro, los restos del Palacio del rey Salomón, la torre de David, la explanada de las mezquitas... los atractivos de Jerusalén son interminables.

Su parte nueva también tiene bonitas calles peatonales con terrazas y músicos callejeros. Otro punto de interés es el museo del holocausto, que recrea a la perfección el horror nazi.

Nosotros utilizamos Jerusalén como base de operaciones. Nos reservamos dos días para visitar la ciudad y desde aquí fuimos haciendo excursiones a otras ciudades palestinas (Belén, Jericó, Hebrón y el Mar Muerto). Salíamos por la mañana temprano y al atardecer regresábamos a cenar en alguna taberna de la ciudad antigua. El albergue estaba en pleno cetrno del centro histórico.


Panorámica de Jerusalén desde el Monte de los Olivos. La Explanada de las Mezquitas y la Cúpula de la Roca en primer plano.


La Puerta de Damasco, entrada a la ciudad antigua.


Bazar en las callejuelas de la ciudad antigua.


Otra calle de su centro histórico.


El Muro de las Lamentaciones.


Los judíos rezando y depositando escritos con sus plegarias en las ranuras del muro.


Judío ortodoxo junto a un contenedor a prueba de explosivos, para depositar paquetes sospechosos.


La Cúpula de la Roca, en la Explanada de las Mezquitas.


La Cúpula de la Roca marca el lugar donde Mahoma ascendió a los cielos.


Niños palestinos de excursión en la Explanada de las Mezquitas.


La Mezquita de Al-Aqsa.


La Torre de David.


Entrada al Museo del Holocausto.


Curioso grafiti, muy apropiado en Oriente Próximo.


Aquí nos comimos una pizza al más puro estilo tradicional.

2 comentarios:

marga dijo...

Espero poder ir un día, es uno de mis lugares especiales para visitar.

Telémaco dijo...

Hola Marga. Desde luego, Israel y Palestina es uno de los destinos más impactantes del planeta y Jerusalén una ciudad fantástica. Hay mucho que ver sin tener que completar grandes distancias. Un saludo!