Camagüey

Para ser la tercera ciudad de Cuba no es muy visitada por los turistas, aunque tiene suficiente atractivo para hacer un alto en el camino. Nosotros nos quedamos dos noches en una bonita casa colonial de una descendiente de españoles. La ciudad se puede recorrer fácilmente andando, visitando sus bellas plazas y callejuelas. La plaza Carmen, con sus tinajones y estatuas de lugareños anónimos de la ciudad; y la plaza San Juan de Dios son las mejores. Se come bien y los precios son más baratos que en otros lugares más turísticos.


La Plaza Carmen de Camagüey.


Una estatua de la Plaza Carmen y el modelo que la inspiró a su lado.


Una pareja de abuelos en la puerta de casa.


Auténticamente cubano.


Calle del centro de Camagüey.


Una terrazita para tomar una cerveza fresca.


La cerveza Bucanero, la auténtica cubana junto a la cristal.


La habitación de la casa de cubanos donde nos alojamos.

No hay comentarios: