ESTADOS UNIDOS (agosto 2005)





Día 1. Madrid-Nueva York
Día 2. Nueva York
Día 3. Nueva York
Día 4. Nueva York
Día 5. Nueva York
Día 6. Nueva York
Día 7. Nueva York
Día 8. Nueva York-Washington (371 km, autobús)
Día 9. Washington-Tampa (avión)
Día 10. Tampa-Pensacola (745 km)
Dia 11. Pensacola-Nueva Orleans (319 km)
Día 12. Nueva Orleans
Día 13. Nueva Orleans-San Antonio (875 km)
Día 14. San Antonio-El Paso (700 km)
Día 15. San Antonio-El Paso (200 km)
Día 16. El Paso-Ciudad Juárez (México)
Día 17. El Paso-Santa Fe-Albuquerque (547 km)
Día 18. Albuquerque-Gran Cañón (662 km)
Día 19. Gran Cañón-Las Vegas (400 km)
Día 20. Las Vegas
Día 21. Las Vegas-San Francisco (850 km)
Día 22. San Francisco
Día 23. San Francisco
Día 24. San Francisco-Los Angeles (700 km)
Día 25. Los Angeles
Día 26. Los Angeles
Día 27. Los Angeles-Madrid


Presupuesto
Estados Unidos no es un destino tan caro como pueda parecer y más ahora que el Euro está mucho más fuerte que el Dollar. Pese a todo, tienes que buscar restaurantes económicos y no darte demasiados lujos si no quieres que el presupuesto se dispare. NY es la ciudad más cara, aunque en ella abundan los restaurantes tipo pizzería o hindúes donde comer barato. Otra opción buena es un sandwich en el parque. Los precios son más o menos como en España. Quizá los restaurantes son más caros.

Transporte
Utilizamos el autobús para ir de Nueva York a Wasington y el avión de Washington a Tampa. Allí alquilamos un coche para hacer toda la ruta hasta Los Ángeles. El alquiler del coche es caro. Cuesta unos 800 euros, a los que hay que sumar otros 600 por dejar el vehículo en la otra punta del país. A todo eso hay que sumar la gasolina, que es mucho más barata que en España, pero que después de 6.000 km sube un pico. El vuelo interior nos costó 100 euros. Para moverte por Nueva York la mejor opción es el metro. Hay pases diarios, semanales y de varios tipos.

Comida y alojamiento
Los restaurantes y moteles de carretera son la mejor opción. Estados Unidos es el país del coche y lo tienen muy preparado para dar todas las comodidades a los conductores. Los moteles, la mayoría con piscina, te permiten aparcar en la puerta de tu habitación y están de puta madre. Si coges descuentos en las oficinas de turismo (en la entrada de cada estado hay una) te sale la habitación doble por unos 40 dólares. Para comer, los restaurante de carretera también salen bien de precio. En las ciudades, los precios son más caros, pero con un poco de vista se puede ir tirando. Los supermercados, que venden comida preparada, son una buena opción.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Fantásticos los relatos, muy buena la página.
Una sugerencia: podríais poner la fecha de los viajes? Es para hacerse una idea de los precios o de la posible variación de algunos detalles.
Gracias y enhorabuena.