Hebrón

Es el lugar donde más tensión por el conflicto palestino-israelí vivimos. A diferencia de Nablús o Ramallah, donde sólo viven palestinos rodeados por el ejército israelí; aquí en Hebrón 'conviven' las dos comunidades. Las calles de la ciudad están divididas con barricadas entre zonas árabes y judías y la cercanía entre ambas zonas provoca mucha inestabilidad. El punto más caliente de la ciudad es la mezquita de Ibrahim, lugar sagrado de los musulmanes, junto a la tumba de los Patriarcas, sagrada para los judíos. El ejército hebreo está desplegado y atrincherado en las calles. Las discusiones con los palestinos son una constante, con algún que otro lanzamiento de piedras incluido.

Eso nos pasó en una calle, donde jóvenes palestinos comenzaron a lanzar latas y piedras contra los soldados. Estos cargaron sus fusiles y comenzaron a perseguirlos. Nosotros en medio. Fueron algunos momentos tensos, pero afortunadamente no pasó nada. Los niños palestinos se reían mientras lanzaban piedras y es que es el pan de cada día en Hebrón. Hay mucho fotógrafo de agencias de noticias o freelance buscando la imagen en esta ciudad.

De Hebrón regresamos a Jerusalén para recoger las mochilas de nuestro albergue y pillamos otro monovolumen para Tel Aviv, donde dormimos la última noche. Al día siguiente y después de una juerga hasta la madrugada volvimos para España.


Panorámica de la ciudad de Hebrón.


Una calle del centro.


Niños jugando en las calles.


En Hebrón hay montones de puestos dónde venden plátanos.


Otra calle de la ciudad.


Unos bidones sirven para dividir una calle.


Otra calle céntrica.


El ejército israelí contola el acceso a la Mezquita de Ibrahim.


Esta mezquita es uno de los puntos más calientes del conficto palestino-israelí.


Los fieles abandonan la mezquita después de la oración.

No hay comentarios: