Vuelta a Delhi

De camino a Delhi cruzamos los límites del desierto de Thar. Al llegar nos alojamos de nuevo en el hotel donde habíamos pasado las primeras noches y nos despedimos de nuestro conductor, compañero de viaje durante nuestra recorrido por el Rajastán. A la mañana siguiente un taxi nos llevó al aeropuerto.


Por las carreteras indias siempre hay gente caminando.


Los camellos abundan en el desierto de Thar.

1 comentario:

makavelik dijo...

Me ha gustado leer tu relato y las fotos son estupendas. En un mes me voy a hacer una ruta parecida y viendo las fotos me dan unas ganas locas de ir ya.

Un saludo!